• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Enrique Enríquez, dirigente de la Sección 9 de la CNTE. Foto: Especial
Enrique Enríquez, dirigente de la Sección 9 de la CNTE. Foto: Especial

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) evitará el arribo de la exlideresa Elba Esther Gordillo al sindicato, por considerar que representa un retroceso en la democratización del grupo que aglutina a más de un millón 500 trabajadores de la educación.

El dirigente de la Sección 9 de la CNTE, Enrique Enríquez, dijo a La Razón que las voces que están pidiendo este regreso son para posicionarla políticamente.

“Están buscando rescatar al sindicato para servir a personajes como Rafael Ochoa (coordinador nacional de las redes sociales progresistas magisteriales); Tomás Vázquez (presidente de la asociación civil Maestros por México) y al propio nieto de Gordillo, René Fujiwara”, sostuvo.

Están buscando posicionarla y rescatar al sindicato para servir a personajes como Rafael Ochoa, Tomás Vázquez Vigil y René Fujiwara”

Enrique Enríquez

Dirigente de la Sección 9 de la CNTE

Y es que agregó que estos personajes, entre los que también destaca Fernando González, yerno de Gordillo, buscan que le hagan llegar recursos económicos a la maestra, como botín político-electoral.

Precisó que luego del excarcelamiento de Gordillo, se prevé un reacomodo dentro del SNTE: “En un lado están los traidores que no pelearon el encarcelamiento de la lideresa en 2013, mientras que en el otro se encuentran los fieles, quienes a la fecha le hacen sombra”.

Consideró que si Gordillo recibe el respaldo del próximo Gobierno federal, que encabezará Andrés Manuel López Obrador, será un “grave desacierto. Pues se hará visible la intención de convertir al SNTE en una central clientelar para Morena. Si se le pretende dar aire a la maestra, esto va a ser incorrecto y saldremos a las calles a protestar”, expresó.

Compartir