• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El delantero Radamel Falcao celebra el segundo tanto colombiano, ayer. Foto: Especial

Colombia dejó atrás su dolorosa caída ante Japón en su debut en Rusia 2018, y ayer redimió el camino luego de golear 3-0 a Polonia en el encuentro que puso fin a la segunda jornada del grupo H.

Yerry Mina, defensa del Barcelona, marcó el primero de la noche, en la Arena de Kazán, mediante un cabezazo tras un centro preciso de James Rodríguez desde el sector derecho, a cinco minutos de que acabara la primera parte del encuentro ante los polacos.

En la parte complementaria, los cafeteros siguieron a tambor batiente con sus arribos hacia el arco defendido por Wojciech Szczęsny. El 2-0 cayó al minuto 70, después de que Radamel Falcao definiera solo frente al marco con un punterazo imposible de detener para el nuevo guardameta de la Juventus. Fue así como el Tigre logró su primera anotación en el torneo futbolístico más importante del planeta.

Con una Polonia desfondada y sin ideas, Colombia aprovechó para marcar el tercero por conducto de Juan Cuadrado, al minuto 75, para así dejar cifras definitivas y obtener sus primeras tres unidades en la justa veraniega.

Tanto sudamericanos como europeos llegaron a esta cita con la obligación de conseguir la victoria, luego de que el martes pasado arrancaran con el pie izquierdo su participación en el torneo mundialista, tras sucumbir ante Japón y Senegal, respectivamente.

Con este resultado, el conjunto dirigido por el argentino José Néstor Pékerman se colocó en la tercera posición del sector H con tres unidades, una menos que Japón y Senegal, quelideran el pelotón tras su igualada a dos tantos.

Por su parte, los dirigidos por Adam Nawalka se convirtieron en la octava selección eliminada, a falta de una fecha para que culmine la fase de grupos.

El próximo jueves, el cuadro cafetalero se verá las caras con Senegal, en la Arena de Samara, un cotejo que será vital en las aspiraciones de ambas selecciones por conseguir su pase a los octavos de final. A los africanos les basta el empate para asegurar su lugar en la segunda fase.

En el otro choque que cerrará la actividad de este grupo, Polonia enfrentará a Japón, en la Arena de Volgogrado. Las Águilas Blancas intentarán despedirse de manera digna ante unos nipones que necesitan al menos un punto para seguir con vida en la Copa del Mundo.

Compartir