2-0

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Los impugnadores de la Constitución Política de la Ciudad de México obtuvieron dos victorias en la Suprema Corte de Justicia, la cual declaró la invalidez de la causal de nulidad de elección por violencia de género y la restricción de reelección para un solo periodo consecutivo.

Significativo que el Alto Tribunal declarara la invalidez de la nulidad electoral porque consideró que el constituyente local incurrió en una deficiente regulación en la que es ausente la vinculación de las causales de nulidad con las condicionantes constitucionales de dolo, gravedad y determinación, y con los elementos cualitativos de acreditamiento objetivo y material. En otras palabras, que eran excelentes intenciones, políticamente plausibles pero, que con esas normas no se garantizaba el bien jurídico a tutelar.

La otra invalidez determinada fue la impugnación a la reelección consecutiva de los diputados por sólo un periodo y no cuatro como establece la Constitución federal, por lo que no es dable que el legislador constituyente local prevea un límite injustificado al derecho al sufragio pasivo, como es un número menor de reelecciones.

Todas las demás impugnaciones que reclamaban la invalidez de la Corte, no procedieron.

Es de subrayar que el Congreso de la Ciudad de México será el único donde habrá un igual número de diputados de mayoría relativa y de representación proporcional. Con 10 votos contra uno el pleno de la Suprema Corte rechazó la anulación del artículo 29 de la Constitución local, sobre la integración del Congreso. Los jueces constitucionales establecieron que los Congresos de los estados no tienen que estar integrados, en su mayoría, por diputados uninominales electos en cada distrito.

En ese tenor, es importante traer lo mencionado por la ministra Norma Piña: “no hay razones para dar preminencia al principio de mayoría relativa”, incluso elogió el modelo paritario como una forma de combatir las distorsiones inherentes a dicho principio. La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México tiene la misma libertad que los 31 estados restantes, que conforman la Federación mexicana, para establecer un sistema con paridad de diputados por ambos principios.

La Constitución Política de la Ciudad se mantiene firme y regirá la composición del poder. ¿Habría que preguntarse por qué el PRD, en esta ocasión, prefiere dar la pelea por posiciones plurinominales? Del PAN y PRI es lógico, jugosos dividendos vendrán de un aumento de las curules plurinominales, y no se diga de mantener la mayoría en los órganos de gobierno de las Alcaldías, es decir los concejales, para conservar el control de lo que tienen actualmente, no más.

Por lo pronto, los capitalinos podemos estar tranquilos, contamos con leyes firmes para el proceso electoral del año entrante, aunque de nuestro derecho a elegir a nuestros representantes, se habla poco,—no votaremos por concejales de manera directa, y se redujo el número de diputados electos vía voto ciudadano directo—. Tranquilos podemos estar, tenemos Constitución Política de Ciudad de México.

oam974@gmail.com
Twitter:
@ObdulioA

Obdulio Ávila
Obdulio Ávila

Latest posts by Obdulio Ávila (see all)

Compartir