2018: encartes y descartes

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • manuel_lopez_san_martin

Ayer, en este espacio, hablamos de perredistas e integrantes del gabinete mancerista que suspiran con la Jefatura de Gobierno. Y, como lo prometido es deuda, hoy toca el turno a quienes, en Morena, PAN y PRI, quieren estar en la boleta en 2018.

En el PAN, tache usted al presidente del PAN capitalino Mauricio Tabe que, aunque trae ganas, no crece en las mediciones, y al verdadero jefe del panismo local, Jorge Romero, que preferirá una posición más cómoda, desde el Congreso, que ir a una aventura destinada al fracaso: el PAN en la CDMX apenas araña los dos dígitos de intención de voto.

Las senadoras Mariana Gómez del Campo y Gabriela Cuevas, ambas con buen nivel de conocimiento, no parecen interesarse y el diputado federal Federico Döring, más bien apunta hacia la Miguel Hidalgo, donde se ve compitiendo para ser el primer Alcalde. Santiago Creel tampoco quiere y, parece, los panistas no tendrán mejor salida que apoyar a Xóchitl Gálvez que, por mucho, puntea entre los azules y da batalla a los que encabezan en otros partidos.

El el PRI la caballada no es raquítica, lo que le sigue. En algún momento Adrián Rubalcava, diputado en la ALDF, mostró interés, pero ya dijo que no; quiere regresar a la delegación Cuajimalpa, a defender el territorio que ya gobernó, e intentar frenar a Morena ahí –que le ganó la elección de la Constituyente-. La presidenta del PRI CDMX Mariana Moguel estaría en la ruta de ser diputada federal, y el jefe delegacional en La Magdalena Contreras Fernando Mercado, que trae buenos números de conocimiento, también.

El tricolor podría recurrir a una designación desde el CEN, con Aurelio Nuño o José Narro, por ejemplo, pero ninguno parece querer. En realidad podrían colocar un letrero en su sede: se busca candidato; hay vacante.

En Morena, el encarte y descarte pasa por el dedazo de AMLO, así que solo él sabe. Pero las encuestas –que podría ser el método de selección-, apoyos y tendencias, ponen a tres jugadores en la mesa: Ricardo Monreal, Claudia Sheinbaum y Martí Batres, en ese orden de posibilidades.

En todos los partidos hay otros nombres, pero son pura finta o, de plano, nunca tuvieron chance. Por lo pronto, estos son los que podemos tachar. De cómo andan las posibilidades, nos ocuparemos más adelante.

Off the récord

En el radar hay quienes colocan a Rosario Robles y Alejandro Encinas. Primero habría que meterle mano a la Constitución de la CDMX que imposibilita a quienes ya fueron jefes de Gobierno, aunque haya sido de forma interina. Pequeño detalle.

m.lopez.sanmartin@gmail.com

Twitter: @MLopezSanMartin