ABC: responsables sin responsabilidad

Lula da Silva acepta ser ministro de Gobierno en Brasil
Por:
  • larazon

La Suprema Corte de Justicia cerró un capítulo bochornoso de su historia reciente, con la declaración de que ninguna alta autoridad del IMSS ni del gobierno de Sonora tuvo responsabilidad en la muerte de 49 niños en la guardería ABC de Hermosillo.

Afortunadamente será la última, porque una nueva ley le quita la facultad de investigar violaciones graves a las garantías individuales y se las otorga a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Dijera lo que dijera la Corte al cabo de su investigación y sentencia, no pasaría absolutamente nada porque carece de facultades para imponer sanciones.

Pero eso es una parte del asunto. La otra son los argumentos usados para liberar de responsabilidad a las ex altas autoridades del IMSS y del gobierno de Sonora.

La Corte decidió que no es correcto señalar que las guarderías del IMSS subrogadas a particulares estuvieran en malas condiciones.

Y lo decidieron… ¡por votación!

No necesitaron ir a las estancias infantiles para rechazar que hay desorden generalizado en la prestación de servicios de guarderías.

Mejor votaron si aceptaban o no lo que decía el proyecto del ministro Zaldívar.

¿Cómo supieron que estaban bien? ¿Por qué no le creyeron al equipo que asistió a las guarderías?

Ni siquiera la guardería de la Suprema Corte de Justicia estaba en buenas condiciones, y luego de la tragedia de ABC tuvieron que subsanar fallas.

Eso no es serio, ni mucho menos digno del máximo tribunal de justicia en el país.

En México hay un acumulado de agravios en materia de justicia, que ha llevado a la creación de un sedimento de enojo, rabia y hasta repulsión por la manera en que ésta se imparte.

El propio presidente Calderón dijo hace unos días que la justicia se inclina hacia el mejor postor.

¿Este veredicto de la Corte también fue para favorecer al mejor postor?, es la pregunta que habría que hacerse.

Y posiblemente la respuesta sea “no”.

Pero queda una enorme interrogante acerca de por qué los ministros dejaron intocados a los que tenían la responsabilidad de que las estancias del IMSS funcionaran con todas las reglas para evitar un siniestro como el que efectivamente ocurrió.

Hay 49 niños que murieron entre las brasas de una guardería y ninguna autoridad tuvo responsabilidad, según la Corte.

O sea, los responsables no fueron responsables.

Ni Cantinflas podría explicar ese razonamiento.

phl@3.80.3.65

Twitter: @phiriart