Alarman los PIIGS

Dólar registra nuevo récord, cerró en $19.17
Por:
  • larazon

Las calificadoras de riesgo ya anticipan una oleada de moratorias en las economías europeas, particularmente de los llamados PIIGS (Portugal, Ireland, Italy, Grace and Spain), que en los dos últimos años han registrado abultados desequilibrios fiscales.

En las últimas semanas Europa ha estado constantemente en los reflectores de los analistas y agencias calificadoras de riesgo, al grado de que ya ha quedado claro que la crisis financiera global que inició con créditos subprime estadounidenses aún no termina, o que inicia una segunda etapa: la de los default de deuda soberana.

La atención actualmente está centrada en la difícil situación que presenta Grecia, con un déficit fiscal cercano al 13% de su producto y una deuda pública superior al 100%. Esa economía representa sólo el 3% de la Comunidad Económica Europea pero el temor que existe es sobre el riesgo de contagio en caso de declararse en moratoria y la suerte que pudieran correr otros países del mismo bloque que se encuentran en una situación similar, como España, Irlanda, Portugal e Italia.

Como se muestra en la gráfica anexa, estos países ya registraban desequilibrios fiscales desde inicios de la década, que se acentuaron con la crisis financiera global que comenzó en el 2008.

Grecia es el primer país en los 11 años de historia de la zona euro que se ve obligado a realizar una declaratoria de emergencia que busca el apoyo político y financiero de los otros países europeos, en momentos en que tiene en contra la aversión de los inversionistas por su masiva deuda pública.

Ayer lunes, aunque no había aún medidas concretas de rescate, los ministros de Finanzas de la zona euro intensificaron la presión para que el gobierno de Grecia recorte de manera importante su déficit fiscal y contenga la crisis en su mercado de deuda. Incluso, se cuestionó la credibilidad de sus reportes de finanzas públicas.

La respuesta del ministro de Fianzas griego, George Papaconstantinou, fue: “Estamos tratando de cambiar el curso del Titanic y eso no se puede hacer en un sólo día”. Desafortunadamente ya conocemos la historia de ese transatlántico.

manuel.herrera@3.80.3.65

agp