Viernes 18.09.2020 - 05:23

ALDF, costoso adorno

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Desde que en septiembre pasado comenzó el periodo ordinario de sesiones en la ALDF, los 66 diputados no han comenzado a tiempo ninguna sesión. Ninguna. Es más, en no pocas ocasiones han tenido que levantar las mismas por falta de quórum; no estuvo presente ni siquiera la mitad más uno de los legisladores.

Los retrasos van de los 20 minutos a las dos horas. Hábiles como son para repartir culpas, en este caso no pueden señalar a nadie, porque los únicos incumplidos son ellos.

Los asambleístas muestran así su desinterés. Le dan una bofetada a los ciudadanos que pagamos su sueldo. Los 66 diputados, que en conjunto tienen más de 600 asesores, que gastan 27 millones de pesos en sus sueldos y 488 millones en el salario de los burócratas de la ALDF, y que se regalaron 6 millones de pesos para sus “Informes de labores”, son un adorno muy costoso.

Después del 17 de septiembre, cuando el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera  presentó su cuarto informe de gobierno, la dinámica en la Asamblea ha sido la de las comparecencias de secretarios, con motivo de la glosa. Por ahí han pasado los titulares de Gobierno, Desarrollo Social, Consejería Jurídica, Procuraduría, Seguridad Pública, Medio Ambiente, Desarrollo Urbano y Vivienda, Contraloría… todos —y no es exagerado decirlo —, han tenido que esperar entre una y dos horas a que lleguen los diputados para poder comenzar las sesiones.

La ALDF, que de por sí está a punto de quedar borrada del mapa, conforme avancen los trabajos de la Asamblea Constituyente, se muestra caótica. Los trabajos —es un decir—han estado marcados por la intransigencia de Morena, el partido que más diputados tiene, el cual renunció a participar en comisiones y sistemáticamente se opone a todo. El bloque opositor, liderado por el PRD, aliado con el PAN y el PRI —más la chiquillada—, ha tratado de destrabar la parálisis, pero también ha fallado. La constante ha sido la falta de acuerdos. Tanto, que ni siquiera la agenda prioritaria de Miguel Ángel Mancera ha podido avanzar.

Sin pies ni cabeza, en medio de la impuntualidad y descrédito, así van los trabajos de la que será la última ALDF de la historia, que se transformará en Congreso de la CDMX. A este paso, nadie la extrañará.

  Off the record. El retraso, la impuntualidad y desdén se repite también en las comisiones. Apenas el viernes los diputados de la ALDF le hicieron el vacío al secretario de Protección Civil de la CDMX,Fausto Lugo. Empezaron tarde por falta de quórum y uno a uno los legisladores se salieron hasta dejarlo casi hablando solo. Claro, era viernes. Tenían cosas mejores que hacer. Como siempre… A propósito de la Asamblea, hay que sumar que los coordinadores de los ocho partidos políticos, quienes a su vez integran la Comisión de Gobierno —órgano máximo por el que pasa∫ el teje y maneje—, definieron que por el simple hecho de serlo merecían 300 mil pesos mensuales. Se autopremiaron. Estamos ante la ALDF no sólo más cara, sino también improductiva de cuantas se tenga registro.

m.lopez.sanmartin@gmail.com

Twitter: @MLopezSanMartin