Amapola legal

Fase 2
Por:

Entre una boda “fifí”, legisladoras de Morena impulsando la despenalización de la interrupción del embarazo antes de la semana 13 en todo el país y el aborto de los foros escucha para construir paz, el General Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, propuso despenalizar el cultivo de la amapola para abrir una puerta por la cual, la violencia criminal abandone la escena nacional.

Desde Guerrero, epicentro de la exportación del opiáceo más lucrativo a nivel industrial y global, el jefe militar rescató la idea del gobernador Héctor Astudillo (entregada al Congreso local), de legalizar la producción de amapola con fines medicinales; que los campesinos guerrerenses vendan tan codiciada goma al gobierno, en lugar de entregarla a narcos y capos trasnacionales.

Palabras mayores las del General Cienfuegos, semilla que abonan desde el equipo de transición la iniciativa de Astudillo.

Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación (sobre versiones que ponen en duda su ratificación, cercanos a la senadora y ministra en retiro afirman que con toda seguridad se trata de un duro fuego amigo), anunció que ya dialoga con representantes de la Organización de las Naciones Unidas para que nos permitan sembrar, cultivar y producir amapola con fines medicinales y, además, despenalizar fármacos opiáceos, como la morfina y otros efectivos remedios contra dolores ocasionados por neuropatías y cáncer.

Para la legalización de la mariguana, Sánchez Cordero confía en poder avanzar rápido; hay consensos dice. Pero en el tema de la amapola, hay que ir a Naciones Unidas porque existe una reglamentación que debemos acatar, y reiteró que las drogas en México, son un problema de seguridad que no arregla el prohibicionismo; por ello celebró la postura del General Salvador Cienfuegos. La semilla de Astudillo, germina.

Súmese a lo anterior el mea culpa del expresidente Ernesto Zedillo respecto a que cuando fue mandatario sostuvo la prohibición como política pública, cuando la historia reciente mandata que lo efectivo es regular la producción y comercialización, lo mismo de drogas suaves, incluso para fines lúdicos (mariguana), como las llamadas duras, para uso médico (morfina).

En México hay 120 regiones productoras de amapola. La ONU ha autorizado a 12 naciones (otras cuatro más esperan luz verde) a través de su Agencia contra el Delito y la Droga, con sede en Viena, a manejar toda la cadena de producción y venta, desde los gobiernos hacia las compañías farmacéuticas. Política de seguridad y salud pública que no se resolverá persiguiendo lo inalcanzable.

Punto y seguido. Alfonso Durazo, futuro secretario de Seguridad, anunció la cancelación de los cinco foros faltantes con víctimas de la violencia; el motivo dice, concentrarse en el diseño institucional de la dependencia que encabezará. La consecuencia: enojo y encono de grupos sociales que no compran la idea del perdón, que tanto empuja el Presidente electo; desencanto al percibir que la realidad comienza a destruir planes y promesas, antes siquiera de comenzar.