AMIIF acepta el reto de AMLO

#UnDíaSinNosotras
Por:

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en su discurso trae puesto el dedo en una llaga que siempre duele mucho en los bolsillos de los mexicanos: los medicamentos.

Su objetivo, dice, es aligerar la carga de lo que representa ese gasto al sector de la población de más bajos recursos, y tiene razón, considerando que México es un país muy enfermo.

Tenemos los índices más altos en obesidad, y las enfermedades cardiovasculares y la diabetes representan alrededor de 200 mil muertes al año, según el Inegi.

“Vamos a abrir las licitaciones para comprar las medicinas en cualquier lugar del mundo, en donde ofrezcan mejores precios”, advirtió el Presidente electo a la industria farmacéutica.

Pero, ¿le resultaría así de fácil? La respuesta es no, porque los acuerdos internacionales se tienen que cumplir y si hay un país que tiene acuerdos internacionales en materia farmacéutica, es México.

Esta semana conversé al respecto con Cristóbal Thompson, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), quien confía en el camino que, dice, ya han comenzado a trazar con la que será la nueva administración.

[caption id="attachment_812581" align="aligncenter" width="6000"] Mónica Garza entrevistando al director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), Cristóbal Thompson[/caption]

“Estaremos listos para sentarnos con la nueva administración para ver cómo podemos contribuir dentro de este sector de salud que nos interesa tanto, para seguir generando eficiencias en muchos campos, para que realmente se pueda maximizar la utilización del presupuesto”.

“Hemos tenido alguna conversación preliminar, vamos a tener reuniones en las siguientes semanas, se le hizo llegar al gobierno de transición el documento del Consejo Coordinador Empresarial y estamos esperando reuniones activas. Lo que hicimos fue presentarle los cinco puntos, el tema de prevención, y en los grandes temas estuvimos absolutamente de acuerdo”.

Cabe recordar que la AMIIF representa 60 compañías, 44 empresas farmacéuticas nacionales e internacionales de 11 distintos países, con una presencia de firmas de capital ciento por ciento mexicano y otras con capital internacional, de las cuales 16 son compañías de investigación clínica.

Esta suma representa para México más de 86 mil empleos directos y alrededor de 350 mil puestos indirectos, en una industria en la que hoy, 92 por ciento de los medicamentos que consumimos los mexicanos se fabrican en México.

En el mundo, la industria farmacéutica invierte 140 mil millones de dólares anuales, donde ocho de cada diez dólares son para investigación clínica. México ocupa el lugar 21 en el mundo, con inversiones de alrededor de 250 millones de dólares.

En cuanto al ahorro en los precios de los medicamentos que es necesario impulsar y al que tanto se ha referido Andrés Manuel Lopez Obrador, el director ejecutivo de la AMIIF apuntó que éste ha venido ocurriendo desde la presente administración.

“Con las negociaciones de las compras consolidadas y la Comisión Negociadora de precios, la actual administración generó ahorros de más de 17 mil millones de pesos en medicamentos. Éstos han bajado de forma muy importante”.

“En el caso de medicamentos innovadores con patente vigente, ha habido reducciones de precios en los últimos seis años de más de 26 por ciento”

En el tema de las patentes, Thompson se refirió en particular a lo que toca al nuevo tratado de libre comercio de México con Estados Unidos y Canadá, en el que se mantiene para México la protección por 20 años.

“Pero ahora se insertó el tema de la protección de datos clínicos para los medicamentos biotecnológicos, que son más complejos e implican mucho más tiempo para su investigación y desarrollo — en al menos 15 años, con costos de alrededor de, 1200 millones de dólares—.”

Toda la información que arrojen estas investigaciones, ahora en México quedará protegida por 10 años, y eso será una ventaja en lo que se refiere a las empresas de medicamentos genéricos, que no invierten grandes cantidades en investigación, sino que usan la información ya generada para crear un medicamento comparable.

A decir de la AMIIF, elevar los estándares de protección incentiva la investigación en México y atrae inversiones de la industria extranjera al país.

“Hicimos un estudio que arrojó el dato de que cada peso invertido en investigación clínica genera una derrama económica de 1.64 pesos; y cada puesto nuevo que se crea en inversión clínica genera 4.4 empleos indirectos.

“Entonces, vamos a empezar a favorecer la investigación, a generar conocimiento como país, y que ese conocimiento se pueda traducir en generación de patentes”, aseguró.

Cristóbal Thompson, dejó en claro que por parte de la industria farmacéutica que él representa, la postura hacia el nuevo gobierno es la conciliación y la sinergia.

“Vamos a acompañar a la nueva administración; todos queremos que a México le vaya bien. Si le va bien a México, nos va bien a todos”, concluyó el empresario.