Apertura energética, trampolín de seguros en 2017

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • angelica-aguilar

Yo no fui… y es que la falta de madurez nacional se hace patente en la incapacidad de ciudadanos y gobiernos de asumir sus propias responsabilidades. Prueba de ello es el acotado avance que ha tenido la industria del seguro.

Contrario a lo que se piensa, esta herramienta no es un lujo, si no más bien un instrumento que nos permite hacer frente a nuestras obligaciones en caso de un siniestro.

Sin embargo, en México de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) que comanda Norma Alicia Rosas, los seguros apenas significan el 2% del PIB, lejos del 8% que tienen en promedio los países miembros de la OCDE e incluso inferior al 4% de nuestros pares en América Latina.

En este sentido, la AMIS que preside Mario Vela estableció la compleja meta de llegar al 3% para el 2020, situación que será difícil, máxime el enmarañado entorno que vive nuestra economía…

 Llueve sobre mojado… En 2015, tras el insípido avance del 2.5% que tuvo nuestro PIB, la emisión de primas de la industria aseguradora y afianzadora mexicana apenas creció 7.3% en términos reales, cifra que sin el efecto de los negocios provenientes de Petróleos Mexicanos fue de sólo 5.5%.

Por si fuera poco, en ese periodo les llovió sobre mojado, pues con la implementación de los cambios regulatorios, las 102 instituciones de ese sector experimentaron una baja en su rentabilidad cercana al 17 por ciento.

Para este año con un alza del PIB del 2.3%, las expectativas para esta actividad tampoco son las mejores.

Eduardo Recinos, director del sector asegurador de AL de la calificadora Fitch apunta a que el avance de esta actividad se ubicará entre 6% y 8% en 2016...

 Aún brilla la esperanza… Como quiera aún brilla la esperanza, dado que en 2017 se podrían consolidar importantes cambios en beneficio del sector asegurador.

Por un lado las empresas de seguros de Europa implementarán el sistema de Solvencia II, con lo que tendrán un modelo compatible con el de México, situación que hará más atractiva la llegada de sus subsidiarias de esa región a nuestro territorio.

Asimismo, para ese entonces podrían aterrizar en el país importantes inversiones para proyectos energéticos, lo que será una brillante oportunidad para los seguros especializados.

Actualmente, algunas empresas como Scotiabank Inverlat de Enrique Zorrilla, Mapfre de José Carpio Castaño y Banorte de Marcos Ramírez ya cuentan con experiencia en dicho ámbito, aunque no se descarta que otras más levanten la mano o incluso que lleguen firmas de otras latitudes.

Ante esa cálida luz no se descarta que para 2017 los seguros puedan retomar el paso y regresar a crecimientos por arriba del 10%. Claro que nada está escrito sobre piedra…

Corta inversión en

infraestructura: IMEF

 Mucho ruido y pocas nueces… Más allá del programa nacional exprofeso, las inversiones para apuntalar la infraestructura energética, carretera, portuaria y demás proyectos urbanos, apenas alcanza el 1.5%, la mitad del 2.8% del promedio de AL y lejos del 4% de Brasil y Chile.

En este sentido, el IMEF que comanda Joaquín Gándara Ruiz Esparza destaca que más allá de las presiones presupuestales, se debe de ampliar la inversión para este sector mediante más alianzas con el sector privado y la banca de desarrollo…

aguilar.thomas.3@gmail.com

Twitter:@AngelesAguilar3