Martes 19.01.2021 - 11:41

Apura Morena aprobaciones en Congreso

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

Con singular prisa, como si antes del 1 de diciembre, cuando el nuevo titular del Poder Ejecutivo Federal, Andrés Manuel López Obrador, rinda protesta ante el Congreso de la Unión, sus principales promesas de campaña electoral las hayan aprobado y entren, o estén a punto de que se apliquen, las mayorías del Movimiento de Regeneración Nacional en las Cámaras de Diputados y Senadores las empezaron a presentar como iniciativas propias para adelantarlas y aprobarlas.

Los legisladores lopezobradoristas comenzaron a presentarlas en San Lázaro y en la sede senatorial del Paseo de la Reforma que lo mismo incluyen recortes presupuestales en sus propios recintos, que la Ley de Austeridad Republicana, con la que se suprimirán las pensiones a expresidentes, servicios de escolta personal y familiar y uso de vehículos blindados a funcionarios públicos.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

SIN la participación que se esperaba, bajo una pertinaz lluvia y pacífica hasta el cierre de esta columna, fue la marcha de miles de estudiantes que, para recordar la del silencio de hace 50 años, partió del Museo de Antropología e Historia al Zócalo, en donde está prevista la realización de un mitin para insistir en la exigencia de que cese la violencia en la UNAM y en todas las instituciones educativas del país.

LOS contingentes llevaban mantas, carteles y pancartas con ese reclamo para que en escuelas,  facultades y preparatorias de la máxima casa de estudios, y del resto de universidades, se refuerce la vigilancia para hacer frente y expulsar a los grupos de porros enquistados en ellas y que son financiados o están en las mismas nóminas.

DE que persiste el empeño en el próximo gobierno de que se construyan dos pistas de aterrizaje en Santa Lucía, en el municipio hidalguense de Tizayuca, y de que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México se suspenda, sigue sin haber duda; y de eso volvió a dar muestra el propuesto secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

IGUAL que anteriores estudios  de  empresas especializadas en aeronáutica, que han coincidido en que ese proyecto en el que insiste el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es inviable por los riesgos que representa, el próximo funcionario rechazó los realizados tanto por el Colegio de Ingenieros Civiles, como por la Academia de Ingeniería.

AMBOS coinciden en que el de la actual base militar costaría 217 mil millones de pesos, es decir, el triple de los 70 mil —más los 100 mil de indemnizaciones por la cancelación de contratos del proyecto NAIM— que anunciara el mismo Jiménez Espriú, lo que a éste le parece exagerado de parte de los grupos de ingenieros, que de esa manera concluyeron su tarea.