Atoran los Duarte acción anticorrupción

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • francisco_cardenas_cruz

Dos exgobernadores priistas siguen convertidos en arietes contra el reiteradamente anunciado combate a la corrupción, que ha emprendido el gobierno federal y que con todo y el Sistema Nacional creado para ello, ha quedado hasta ahora más en palabras que en acciones

A uno, Javier Duarte de Veracruz, siguen sin extraditarlo a pesar de que el gobierno de Guatemala, luego de tres audiencias ante un Tribunal ,hace más de dos semanas autorizó su traslado a México y ahora que urge al de nuestro país que lo traiga, la PGR ofrece que será el próximo lunes, y al otro, César Duarte, de Chihuahua, no lo quieren encarcelar a pesar de que le han girado dos órdenes de aprehensión, quizá por el padrinazgo protector que tiene.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Por más explicaciones que da el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, sobre las causas que provocaron el socavón en el flamante y costosísimo Paso Express de la autopista México-Cuernavaca, que costó la vida a los ocupantes del auto que cayó, -Juan Mena López que lo conducía y su hijo del mismo nombre- ,y quedó sepultado por toneladas de escombro, ayer en la mañana, una pregunta se generalizó de inmediato.

¿Acaso los responsables de construirlo no se percataron de que debajo había un drenaje ni previeron lo que podría ocurrir, en caso de que llegara a obstruirse no por las torrenciales lluvias de los últimos días, a las que ahora se atribuye posibles causantes de la tragedia, sino por la basura y desperdicio de todo tipo que se arroja en lugares cercanos?

Como se recuerda, ese Paso Express para aligerar la circulación de la salida de la ciudad de México a la capital morelense, tardó varios meses en construirse, con una inversión de más de dos mil millones de pesos, según anunció el propio funcionario, cuando el presidente Enrique Peña Nieto acudió a ponerlo en servicio, para que ahora haya reparto de culpas.

Lo peor en este caso es que el propio titular de la SCT reconoce que hubo un reporte de “un pequeño hundimiento que en carretera de concreto no es raro que se presente, sobre todo en esta época de lluvias”, el cual, dijo, “se atendió mediante inyecciones de concreto”, lo que por lo sucedido, de nada sirvió.

Eso, a querer o no, vuelve a poner en entredicho la calidad de las obras públicas que se construyen en el país, como ha ocurrido con los frecuentes derrumbes de “ballenas” en la vía rápida La Marquesa-Toluca, que va arriba de la autopista a la capital mexiquense, o aquel puente en Querétaro, que se vino abajo casi al final del gobierno panista que encabezó Ignacio Loyola Vera.

fcardenas@pulsopolitico.com.mx

Twitter: @MXPulsoPolitico