Beltrones-Monroy, mando tricolor

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Francisco Cárdenas Cruz

Manlio Fabio Beltrones, como presidente y Carolina Monroy del Mazo, secretaria general del comité ejecutivo nacional del PRI figuran en la fórmula de unidad que se registrará para ocupar esos cargos en el proceso de renovación de la dirigencia de ese partido, luego de que la Comisión de Procesos Electorales aprobó y emitió la convocatoria respectiva.

En declaraciones previas, al responder a la pregunta de que si desde el mando de su partido buscaría la candidatura presidencial en 2018, el hasta ahora líder de los diputados del tricolor, declaró que quien lo preside debe ser “un buen árbitro, no un participante”, lo que seguramente tranquilizará a los miembros del gabinete que aspiran desde ahora a esa postulación, al dejar claro que él será “un presidente del PRI muy cercano al Presidente de la República”

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Bien hizo Miguel Ángel Mancera, titular del GDF, en recomendar al procurador de justicia, Rodolfo Ríos Garza, en “trabajar con todo cuidado” en las investigaciones del quíntuple homicidio de la colonia Narvarte, ante ese empeño que hay en que el móvil fue el robo y dejar suelta la que debería ser la principal línea a seguir en ese caso.

Salir con que un exreo, que estuvo preso varios años acusado de violador, cuyo nombre ya ha sido revelado, es uno de los participantes en el caso, que “conoce” a los asesinos del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, de la activista Nadia Vera Pérez y de otras tres mujeres, pero que “sólo entró a robar y se fue”, francamente resulta poco creíble.

Ser partícipe de esos hechos en que las víctimas fueron torturadas, algunas de ellas violadas, a las que les dieron el tiro de gracia y huir sin haber matado a nadie porque sólo fue a robar, ha desatado reacciones de incredulidad y críticas por parte de especialistas como Edgardo Buscaglia, presidente del Instituto de Acción Ciudadana para la Justicia y la Democracia.

Cuestiona el también investigador de la Universidad de Columbia, que el procurador Ríos Garza y sus colaboradores estén buscando en el robo o en la relación con grupos delictivos de Colombia, los posibles móviles de esos hechos, sin atender e investigar las amenazas de muerte del gobierno de Veracruz, que los obligaron a refugiarse en el DF.

Por lo demás, llama la atención la rapidez y eficiencia policiaca, para que en menos de una semana, por huellas dactilares encontradas en el departamento de la Narvarte, hayan dado con un “presunto culpable”, cuando es de sobra sabido que muchos otros casos han quedado en la impunidad por la lentitud u olvido, que no motivan presiones de opinión pública, como el quíntuple crimen del pasado fin de semana.

fcardenas@pulsopolitico.com.mx

Twitter: @MXPulsoPolitico