Lunes 28.09.2020 - 11:18

Bolsa y peso se debilitan

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Las condiciones de crecimiento se tambalean con el acontecer mundial, los problemas de deuda de Estados Unidos y los financieros en Europa son el fundamento para buscar refugio en activos sin riesgo.

Cada vez que se piensa que la economía se estancará los inversionistas bursátiles venden sus acciones y buscan otros mercados que les permitan reducir riesgos, como es el mercado de bonos.

En México, durante la semana pasada el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) regresó a niveles de octubre de 2010 cercanos a 35,000 unidades, a pesar de que la economía nacional está creciendo y las expectativas son mejores.

Los riesgos externos y la búsqueda de refugio no sólo han limitado la participación en la Bolsa Mexicana de Valores, el efecto negativo se ha generalizado y los bancos han reducido su exposición en México presionando los niveles de tasas de interés y de tipo de cambio.

El tipo de cambio peso/dólar regresó a negociaciones superiores a las de abril, pero aún se mantiene por debajo del cierre de 2010 de 12.3650 y por tanto reporta una apreciación de 64 centavos en lo que va del año, o 5.18 por ciento.

Las condiciones de la economía nacional, crecimiento, baja inflación y generación de empleo, no justifican el desempeño bajista del mercado financiero, pero el ambiente externo está alertando a los inversionistas a ser prudentes.

Ante ello, la preferencia de los inversionistas se inclina sobre los bonos de gobierno estadounidense, en cualquiera de sus plazos, y de los bonos japoneses, así como en los productos de consumo básico, como los del sector alimenticio (carne y maíz) y sector industrial (algodón, cobre y plata), y de forma especulativa muestran preferencia hacia el petróleo y abandonan al oro.

El área de análisis de Casa de Bolsa Actinver, destaca que el nivel de los 35,000 puntos es frágil como nivel de soporte, no obstante confirmar su objetivo de fin de año de 43,000 unidades para el IPC, y por tanto espera un rebote en cualquier momento.

Asimismo considera que las tasas de interés locales tienen margen para bajar, pero habrá que tener cuidado con los ajustes de carteras después de que concluya el mecanismo de expansión cuantitativa (QE2) en Estados Unidos, momento en el que las tasas estadounidense empezarán a subir.

Respecto al tipo de cambio, el grupo financiero recomienda mantener compras escalonadas de dólares como idea de cobertura.

Otro indicador de movimiento de capitales es el informe semanal de posiciones en la Commodity Futures Trading Commission. Y en la semana previa los especuladores cambiaron sus apuestas por la fortaleza del yen contra el dólar, por la carencia de acuerdos en Estado Unidos para ampliar el nivel de endeudamiento y por los problemas de deuda de Grecia, Portugal e Irlanda, que a su vez se reflejó en menores posiciones a favor de la libra esterlina, el dólar australiano y euro.

Y un dato favorable que arroja el Mercado Monetario Internacional es que se presentó un aumento en las posiciones largas sobre el peso, de 123,092 hasta 127,995, que refleja la confianza internacional en la apreciación futura de la moneda local.

 OPORTUNIDADES. Las acciones de Gruma cotizaron el viernes en 21.20 pesos, nivel que supera los objetivos de este año y por tanto manda una señal de venta. Sin embargo, habrá que estar atentos a las nuevas estructuras de negocios que está buscando Don Roberto González Barrera, presidente del consejo de administración de Gruma y presidente vitalicio de Grupo Financiero Banorte, en Europa, quien además acaba de recibir el Galardón Empresarial por parte de Impulsa Nuevo León.

irasema.andres@3.80.3.65

Twitter: @IrasemaAndres