¡Campeones!

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • danielalonso-columnista

El periodismo deportivo siempre le hace honores al campeón. No importa el deporte o disciplina, las portadas suelen volcarse al día siguiente con los héroes que llenan estadios y canchas por todo el mundo.

Bajo esta premisa, yo también me uno a los reconocimientos a los equipos campeones en el futbol. Hoy toca el turno del Chapecoense, quien ayer se proclamó campeón de la Copa Sudamericana; pero me gustaría relatar una Final distinta.

Este modesto y joven equipo perteneciente a la ciudad de Chapeco, Paraná, ascendió desde la Cuarta División a la Serie A de Brasil en tan sólo cuatro años, y dos más tarde llegó a esta Final internacional derrotando a rivales del tamaño de Independiente, Junior y San Lorenzo, conquistando el corazón de todos los brasileños.

Pero faltaba el último escalón, la cereza que coronaría el esfuerzo y entrega de todo un club. Contrario a la costumbre de la Conmebol, este partido se realizó a partido único, el Chapecoense estaba tan unido, que sabía que no era necesario jugar un partido de Vuelta; incluso, tuvo el detalle de jugar en el campo del Atlético Nacional de Medellín, para darle al rival la ventaja de jugar ante su gente y así equilibrar el duelo.

Esta Final será siempre recordada porque los campeones ganaron la Copa con futbol alegre y con su portero Danilo como figura; ya había atajado cuatro penales contra Independiente y ahora, tapó prácticamente todo. Y también el subcampeón Atlético Nacional y su hinchada serán recordados por el enorme reconocimiento a sus rivales. Todo el estadio les aplaudió de pie, los ovacionó y despidieron con cánticos y aplausos.

Los periodistas brasileños que acompañaron al equipo, no lograron ocultar su felicidad cuando escribían crónicas y realizaban entrevistas para sus diversos medios.

La única noticia triste es que prácticamente toda la plantilla del Chapecoense, incluidos su presidente Sandro Pallaoro y su entrenador Caio Junior, han decidido decir adiós al futbol después de este título, el más importante en la historia del club. Y es que la travesía hacia el título fue un desgaste de emociones que resulta difícil continuar.

Ahora, la gran tarea es para los que se quedan, los que tendrán que reconstruir el inicio, pues el título de la Sudamericana le ha dado el acceso para disputar en 2017 varias competencias como la Copa Libertadores, la Primeira Liga, el Brasileirao, la Copa de Brasil; además de se enfrentarán nuevamente al Atlético Nacional en la Recopa Sudamericana y la Suruga Bank.

Incluso, su futbol se ha vuelto tan popular y carismático, que en Europa varios clubes han invitado ya al ‘Chape’ para jugar trofeos amistosos como el Trofeo Ramón Carranza en Cádiz, España. Una difícil misión para los que siguen en el club y para los que llegarán: que el legado de los eternos campeones esté siempre presente, que su marcha del futbol no sea en vano.

Difícil pero no imposible, Chapecoense ya demostró que nació para las grandes hazañas.

¡Felicidades campeones!

dan.alonso@yahoo.com

Twitter: @dan_alonsov