Carta a los taxistas (“creense fama y…”)

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Carlos Alazraki

“Honorables” taxistas:

Les platico:

Ayer lunes tuve mi primera cita a las ocho y media de la mañana con un cliente en Santa Fe. Terminé mi cita a las 10 de la mañana. Salí de Santa Fe a esa hora y llegué a mi oficina por el rumbo de Anzures dos horas después.

Sí, queridos taxistas, leyeron bien… dos horas después en lugar de 45 minutos.

Y todo… ¡Gracias a ustedes! Bloquearon Santa Fe.

Bloquearon Reforma, Lomas y cerraron la entrada al Periférico a la altura de la Fuente de Petróleos.

Más adelante, a la altura del Auditorio Nacional, los policías cerraron Reforma y nos desviaron hacia Polanco.

Ahí, ya se imaginarán el tráfico. 40 minutos después quise bajar por Thiers y ¿qué creen?

¡También estaba cerrado! Porque decidieron caminar por esa calle y que sus amigos los siguieran en sus taxis.

Después que logré cambiarme de rumbo a Ejército Nacional, llegué finalmente a mi oficina al mediodía.

Toda esta aventura fue gracias a ustedes y sus protestas. Y todo esto viene al caso, porque estaban protestando por su nueva competencia que llegó para quedarse… los famosos Uber.

Obviamente que durante mi largo recorrido me puse a reflexionar en lo siguiente:

¿Por qué carajos están bloqueando las calles si nosotros no usamos taxis?

¿Qué es lo que querían protestar?

Porque lo que sí era seguro es que nosotros no éramos su objetivo. Porque si no me equivoco, su objetivo son los peatones.

Nunca entendí su manifestación. Sobre todo cuando en las redes sociales, los choferes de Uber ofrecieron sus servicios ¡gratis! Y también pensé:

¿Por qué ustedes no aceptan la libre competencia?

¿Por qué les da miedo competir?

Y es ahí donde su respuesta vino muy clara a mi cabeza. ¡Porque le tienen pavor a la competencia!

Porque los choferes de Uber son pequeños empresarios que sí se preocupan por darnos un excelente servicio. Un servicio muy diferente al que ustedes dan.

Y les explico un poco: Ustedes hablan de legalidad, cuando en esta ciudad existen miles de taxistas pirata.

Ustedes hablan de honorabilidad, cuando nos cobran más dinero de lo que se lee en el taxímetro.

Ustedes hablan de servicio, cuando nos contestan que nos cobran un sobreprecio para llevarnos a nuestra dirección. Ustedes hablan de limpieza, cuando tienen sus taxis muy sucios y asientos rotos.

Ustedes hablan de civismo, cuando no respetan a los peatones ni a los otros conductores.

En fin, ustedes protestan porque el público decide escoger un mejor servicio que el de ustedes.

Ustedes deciden protestar, porque están viendo que se les acabó el monopolio.

Ustedes deciden protestar, para hacerle el caldo a Morena y desprestigiar a Mancera.

Una estrategia muy poco posible de creer.

En fin, ustedes están protestando por protestar.

Y ya para terminar, les recordaré algo que se les olvida: Vivimos en una democracia

Vivimos en una libertad de seleccionar.

Y gracias a Dios, vivimos en la libre competencia.

En lugar de protestar para mantener su monopolio, mejor aprendan a competir y dar un mejor servicio.

Mientras tanto, si yo necesitará un taxi optaría

por Uber.

razon@alazraki.com.mx