Carta dirigida a Fab Limón, Clorex y a todos los detergentes

Expertos de CIDH, con sueldazos, gastos pagados... y hasta fuero
Por:
  • larazon

Aunque estén al día con la más alta tecnología, les aseguro que ni juntos pueden limpiar el mugrero que se avecina estos dos próximos años en nuestra asquerosa política mexicana.

Veamos porqué:

Empecemos con César Nada.

—Perdón —Nava.

Como él ya está visualizando una catástrofe en estas elecciones, lógicamente, acaba de empezar a construir su propia guerra.

—Una guerra sucia —que por cierto fue asesorado por su amigo o ex amigo... el gran estratega electoral y ex presidente del PAN, Germán Martínez.

Una guerra sucia simplemente para justificar todas las estupideces que hizo en su corto periodo como presidente interino del PAN.

Sí, una guerra sucia para que no le echen la culpa de todas las derrotas que va a sufrir el 4 de julio, en las cuales, él es el mayor culpable.

Para muestra, veamos un ejemplo de su excelso “discursito” de este domingo pasado: “Hay que vencer a los señores feudales del PRI”.

¿Qué tal?

Y muchísimos de nosotros le preguntamos:

¿Y los señores feudales del PRD en Zacatecas o el DF? ¿Y los señores feudales del PAN en Aguascalientes o Guanajuato? ¿No cuentan? Y...

¿Tampoco cuentan las injerencias de todos los gobernadores en todos los estados?

Otra mentira de Cesarín:

Dizque un diputado panista envió las cintas al PAN, donde Fidel Herrera apoyaba a su candidato con despensas.

De verdad, mis queridos detergentes, ¿lo creen?

O... ¿Creen que a lo mejor fue el Cisen?

Pudiera ser ¿no?

Y... ¿Qué tal la declaración genial de Ebrard también el domingo pasado, en relación con que su nuevo big brother, el PAN, hará coalición con el PRD en las próximas elecciones del Estado de México en el 2011?

¿No está genial?

...Imagínense...

Otra coalición para evitar que gane el PRI.

Otra coalición para evitar que surja la nueva democracia.

Otra coalición para manejar intereses personales —no políticos—.

Otra coalición sin principios... y sin fin.

Otra asquerosa coalición entre dos partidos que nada tienen en común, excepto la lana y el poder.

Desgraciadamente, esto apenas comienza.

Empieza con difamaciones, mentiras, excusas, inventos y justificaciones como:

“Nos vemos en el Tribunal Electoral”, “pinches tramposos”, “nos robaron la elección”, “acabamos con la dictadura”, “la dictadura nos ganó”, “fue injusta la elección”, “otra vez los gobernadores”, etc, etc, etc.

Puras excusas estúpidas.

Excusas que obviamente son de su nivel.

Y mientras ustedes sigan creando sus idioteces...

¿Qué creen?

Que nosotros —el público— seguimos sin creerles nada...

Absolutamente nada...

carlos@alazraki.com.mx