Miércoles 23.09.2020 - 03:57

Carta dirigida a todos los políticos mexicanos que quieran un México mejor

Carta dirigida a todos los políticos mexicanos que quieran un México mejor
Por:

No se necesita ser un genio para saber lo que todos sabemos.

Tampoco se necesita de un doctorado para entender lo que nos está pasando.

Y menos aceptar que estamos padeciendo una de las peores crisis en nuestra historia.

Por una parte, ya no somos el gigante de Latinoamérica, ni siquiera en el futbol.

Brasil ya nos rebasó en todo.

Perú va mejor que nosotros.

Chile y Costa Rica también.

Seguimos padeciendo de un sindicalismo del siglo pasado.

Hacemos reformas que no lo son.

Muchos de ustedes pertenecen a un partido, pero le piden al electorado que voten por otro.

El PAN decidió hacer alianzas en estas próximas elecciones con el PRD —un partido que hoy no reconoce al mismísimo presidente Calderón.

En Iztapalapa el pueblo vota por Juanito, y, sin embargo, lo amenazan, no respetan la elección y lo mandan al diablo.

Estamos combatiendo a la delincuencia, al secuestro y a la ilegalidad sin ningún resultado.

Unos políticos nos prometen y prometen... y, lamentablemente, se quedan en promesas y promesas.

Otros ni siquiera prometen y cobran como si lo hicieran.

Nos prometen empleos y lo que hay son desempleos.

Muchos diputados no van a trabajar o se duermen en sesión.

Hablan de cambios para mejorar, pero solamente empeoramos.

Muchos de ustedes son jóvenes que carecen de experiencia.

Y como son tan orgullosos, no quieren ni siquiera asesorarse.

Y, sin embargo, seguimos aquí.

Queriendo y amando a México.

México tiene la obligación de cambiar.

De convertirse en el gigante que alguna vez fue.

Por esto los necesitamos a ustedes.

México necesita urgentemente unas reformas.

En lo político, en lo educativo, en lo judicial, en lo energético, en lo hacendario y en lo que México necesite.

Sin embargo, no se podrán hacer si ustedes no cambian su forma de actuar y de pensar.

Les pido que primero piensen en México.

Que primero piensen cómo podemos mejorar.

Y que después piensen en sus partidos.

Cambien su forma de pensar.

Sean progresistas, sean inteligentes y piensen de una nueva manera.

Si no tienen el talento para mejorar a México, renuncien y dejen su lugar a personas que sí quieren y pueden.

Y renuncien en serio, no como las falsas promesas que algunos de ustedes le hicieron a Alejandro Martí.

Ya basta de que se burlen de todos nosotros.

Ya basta de sus mentiras.

Y ya piensen en México.

Y también piensen en sus hijos y en sus nietos.

Porque después de todo, sus hijos y sus nietos también vivirán aquí.

carlos@alazraki.com.mx

fdm