Charlotte Brönte: La Pérdida Temprana de Una Madre

Charlotte Brönte: La Pérdida Temprana de Una Madre
Por:
  • yolanda_pica

1821, Yorkshire, Gran Bretaña, Charlotte no comprende bien lo que sucede en su casa, su madre ha muerto de cáncer, su padre cae en una depresión y a ella la mandan junto con su hermana Emily al Colegio de Clergy donde ya viven sus dos hermanas mayores: María y Elizabeth, quienes 4 años después murieron por una epidemia de Tuberculosis en los brazos de Charlotte de solo 9 años.

Las tres niñas que sobrevivieron: Emily, Charlotte y Anne se volvieron escritoras de la época victoriana dando grandes aportaciones a la literatura universal.

De acuerdo a la Dra. Maxine Harris autora del libro “ The Loss that is Forever” (1995), un clásico en el tema en el que entrevista a 65 hombres y mujeres que perdieron a sus progenitores antes de los 7 años: las consecuencias emocionales causan un impacto para toda la vida, la primera vicisitud que enfrentan es el duelo del padre sobreviviente que no es capaz de ayudar a su hijo a elaborar su pérdida, en el caso de Charlotte su padre abrumado por su viudez y 6 hijos pequeños, sólo se queda en casa con los menores y las niñas llegan a un internado que es tan rígido y triste que para elaborar ese tema Brönte escribe su obra más importante “Jane Eyre” en donde además habla de la muerte de sus compañeras quienes en realidad fueron sus hermanas, este libro ha sido llevado al cine.

La pérdida de la madre va seguida de inseguridades terroríficas y profundo vacío además de ya no tener un modelo femenino a seguir, según su biógrafa Elizabeth Gaskel (quien era su amiga también) dijo que Brönte veía la vida como un deber, carente de belleza, estaba convencida de que el amor y la alegría eran siempre para otros, la imagen de ella era muy dura.

Las 3 hermanas Brönte lograron publicar usando pseudónimos masculinos, era impensable en la época que los editores les dieran espacio. Su obra tiene en común que parece romántica pero con la cualidad de darle a sus personajes femeninos la reivindicación y autonomía que perfila los inicios del feminismo.

Charlotte Brönte rechazó tres propuestas de matrimonio porque sabía que sus pretendientes no la veían como a una igual y para ella la capacidad de tomar decisiones y no ser dominada era fundamental, por lo que siempre trabajó como profesora para mantenerse.

Para 1849 (33 años) ya habían muerto su padre, sus hermanas y su único hermano, Charlotte pasaba con frecuencia por episodios de depresión mayor que se veían agravados por sus nuevas pérdidas. Cuando murió su madre no pudo hacer un duelo por su temprana edad y por enfrentar su llegada a un internado, entonces su tristeza se activaba sumiéndola en profundas depresiones que mejoraban gracias a su capacidad para expresarse a través de la escritura, aquí lo que le dice a una amiga: “Rezo para que ni tu ni nadie a quien quiero se encuentre en mi lugar”. “Sentarse en una habitación solitaria, el reloj haciendo tic-tac en una casa silenciosa y tener en la mente el historial del último año con sus sacudidas y pérdidas, es un sufrimiento”.

En 1854 recibió la cuarta propuesta matrimonial de Arthur Bell Nicholls con quien sí aceptó casarse porque se enamoró y se sentía respetada y protegida, se embarazó pero la tuberculosis familiar llegó a su vida y murió a los 38 años antes de que naciera su hijo.

Fue sepultada en St. Michael and All Angels´Church, Haworth junto a toda su familia.

En sus palabras: “Los prejuicios, y es bien sabido, son difíciles de erradicar del corazón de aquellos que nunca han fertilizado su educación. Crecen allí, firmes como malas hierbas entre las rocas”.

Dra. Yolanda Pica

Médico Psiquiatra y Psicoterapeuta

Email: ypr2004_5@hotmail.com

Twitter: @YolandaPica