Viernes 25.09.2020 - 12:03

Chiapas, problemas de familia

“En un país desigual las mujeres somos el blanco de la violencia”
Por:

Quizá lo más grave de estas elecciones ha sido la polarización que se ha generado. Mucho con los seguidores de uno u otro candidato, pero también en las mesas de amigos. Gran parte de la sociedad ha tomado partido con uno u otro candidato y ha hecho de este tema uno personal.

Hemos visto también enfrentamientos dentro de las propias familias. Uno de estos ejemplos está dentro de la familia del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco.

La polémica surgió porque en Palenque, Chiapas, hace unos días, Fernando Coello, abuelo materno del gobernador, dijo que su nieto (Manuel Velasco) era “amigo” de Andrés Manuel desde hace mucho tiempo y que respaldaba “totalmente” la candidatura presidencial de AMLO. Incluso afirmó que a Manuel Velasco “lo molestan mucho los de arriba para que no se meta, pero mi nieto conoce muy bien a Andrés y le tiene gran cariño y simpatía”.

El propio abuelo ha dicho que es el mejor amigo de Andrés Manuel López Obrador y que él confía en su trabajo, además aseguró que Morena va a ganar en Chiapas y Tabasco.

También dijo que no sabe si su nieto va a operar a favor de López Obrador en esta elección, pero sí tiene certeza de que su nieto simpatiza con el candidato de Morena porque lo quiere bien.

La polémica se desató y de inmediato salió el gobernador chiapaneco a declarar que es muy respetuoso del apoyo que exprese su abuelo hacia quien él lo desee, pero que, en su caso, apoya al candidato de la alianza PRI, Verde y Nueva Alianza, José Antonio Meade.

Y el gobernador acompañó a Meade en su gira por Chiapas, durante el acto de campaña en el Recinto Ferial Ganadero de Tapachula, Chiapas. Ahí Meade, en respuesta al apoyo del gobernador, se comprometió a emprender la transformación de Chiapas para que se convierta en “el corazón del turismo en México”.

Por su parte, Fernando Coello Pedrero acompañó a López Obrador en la gira que tuvo el pasado fin de semana por Tabasco y Chiapas; en este estado (Chiapas) estuvo en el templete junto con Eduardo Aguilar, expresidente estatal del PVEM y ahora candidato a senador por Morena, además de Manuelita del Carmen Obrador, prima de AMLO y candidata a diputada federal por Morena. Ese día, López Obrador pidió a sus simpatizantes actuar sin “egoísmos” y abrir las puertas de Morena a quienes formaron parte de otros partidos políticos. Al tiempo que aseguró que era “tabasqueño”, pero también es “palencano”.

Otro dato: el abuelo del gobernador Velasco está en la lista de candidatos a senadores por la vía plurinominal y aparece como suplente de Héctor Fernando de la Garza Barroso.

La relación de la familia del gobernador con la familia López Obrador es añeja.

Coello Pedrero mantuvo la relación con el presidente de Morena sin exponerla públicamente porque su nieto es militante del Partido Verde y porque ese partido fue el que lo llevó a la gubernatura.

Hoy, que su nieto no es candidato, dice respaldar abiertamente a López Obrador, con quien tiene una amistad de más de 25 años. Coello Pedrero, que afirma sentirse tabasqueño por el amor que le tiene a ese estado, ha resaltado su cercanía con AMLO en varias ocasiones, y López Obrador ha manifestado sentirse chiapaneco, porque ahí pasó gran parte de su infancia.

La amistad entre ambas familias se da porque los papás de López Obrador y los abuelos del gobernador Velasco eran muy cercanos.

López Obrador es originario de Macuspana, Tabasco, una región muy cercana a Chiapas, y el rancho de sus padres, La Chingada, está en Palenque, Chiapas. Una finca en la cual López Obrador creció y pasó largas temporadas junto con sus padres y los amigos de ellos, entre los cuales estaba cerca el abuelo del gobernador.

Esta finca ha sido emblemática en la vida del candidato de Morena. En el documental Éste soy yo; en el cual se narra la vida de Andrés Manuel, la frase de apertura dice: “O a Palacio Nacional o a La Chingada”, refiriéndose precisamente a la finca, de 13 mil 341 metros cuadrados y valuada en unos 25 millones de pesos, que fue heredada por sus padres y Andrés Manuel la heredó a sus hijos hace poco menos de dos años.

Incluso el empresario chiapaneco asegura que Andrés le encomendó a sus padres, Andrés López Ramón y Manuela Obrador González, quienes vivieron en Tuxtla Gutiérrez, en donde les prestaba un departamento, lugar donde vivieron hasta que fallecieron.

Y el propio López Obrador ha reconocido esta relación en público. En un evento de campaña en Chiapas, AMLO admitió que sus padres fueron muy amigos de Fernando y que por eso se siente muy orgulloso de que él sea su amigo.

Mientras tanto, el todavía gobernador de Chiapas ha reiterado ante medios de comunicación su apoyo al candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade. Una alianza en la que está incluido el Partido Verde, el del gobernador.

Lo cierto es que Rutilio Escandón Cadenas, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia y quien ha hecho su campaña de la mano de López Obrador, fue un colaborador cercanísimo al gobernador Velasco.

Definen apoyos

El fin de semana en Chiapas hubo demostraciones de apoyo a los candidatos a la Presidencia de la República.

Mientras Manuel Velasco, el gobernador de la entidad, estaba en Tapachula junto a José Antonio Meade, aspirante de la coalición Todos por México, conformada por el PRI, PVEM y Panal, su abuelo Fernando Coello hacía patente su apoyo en Palenque al candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador.

Fernando Coello puso en aprietos a su nieto, el gobernador, quien tuvo que salir a aclarar que su apoyo era para su amigo y candidato Pepe Meade.

Y es que los nexos de sus cercanos con López Obrador no se limitan a su abuelo. También, al inicio de su sexenio, Manuel Velasco designó a Rutilio Escandón, obradorista desde hace dos décadas, como presidente del Tribunal de Justicia del Estado; ahora Escandón es candidato a gobernador por la coalición Juntos Haremos Historia y las últimas encuestas lo dan como puntero.

Según Fernando Coello, su nieto simpatiza con el morenista, pero esto no implica una ruptura con el Presidente, Enrique Peña Nieto.

“Ninguna, Enrique Peña Nieto es muy amigo de mi nieto y seguirá siendo muy amigo de mi nieto así ya no sea ni gobernador ni Presidente”, aseveró.

“Enrique es un buen hombre, no hay nada en contra de él”.

Coello consideró que López Obrador será el “mejor Presidente” que puede tener el país, al describirlo como un hombre “serio, honesto, honrado y no mentiroso”.