Chuy y las vacas gordas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Mauricio Flores

Hoy en Michoacán, solventando los severos problemas de inseguridad de hace tan sólo unos meses, se pondrá en marcha la estrategia exportadora de la cadena bovinos-carne, impulsada por el secretario de Agricultura, Enrique Martínez, en la que 14 empresas adscritas a la Mexican Beef, que representa Juan Carlos Anaya, superan la meta de 160 mil toneladas de cortes y canales vendidos, anualmente en el exterior.

Es altamente simbólico que la presentación oficial del esfuerzo exportador se realice en el rancho Vista Hermosa de Grupo Sukarne: en primer lugar porque se trata de la firma que comanda Jesús Vizcarra y que realiza 2/3 partes de las exportaciones cárnicas del país, e invertido en ese rancho unos 100 millones de dólares; segundo, por qué Sukarne extiende su paraguas externo a ganaderías como Don Saúl, Don Fileto, Karnika, Santa Cecilia, Ribé, Viba, Bona, El Alba, Praderas Huastecas, Arias, Revuelta y Gusi, que se han comprometido en elevar su productividad (concretamente elevar de 420 a 520 kilos el peso de cada res y así exportar sin desabastecer el mercado interno).

Para ello se apoyaron en el esquema con que la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados, que encabeza Salvador Baraja, apoyó la cría de cada vientre con 6 mil pesos a fondo perdido con un fondo de sólo 200 millones de pesos: una cantidad relativamente pequeña que logró articular un proyecto exportador de largo plazo entre la SAGARPA y la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado que encabeza Enrique López. Y no está de más anotar que ha sido retomada la experiencia de Sukarne para enfrentar vicisitudes, sequías, malosos y chismes maloras (como los de Deforma) sin tirar la toalla.

 Mucho bla-bla, poco glu-glu. El discurso del secretario de economía Ildefonso Guajardo, así como varias de sus acciones de política pública, perfilan ya una política industrial que lejos del proteccionismo y de prácticas de mercado cautivo buscan elevar la competitividad y articular procesos manufactureros frente a la competencia internacional. Pero en el caso del acero, de las prácticas dumping de China y Rusia (natural e inducido por la devaluación de sus monedas) la dependencia va lenta. Y es que no es descabellado que AcerlorMittal, que aquí lleva Bill Chisholm, nuevamente se vaya a paro técnico por la competencia desastrosa que vende varilla y planchón a mitad de precio. Incluso Ternium de Máximo Vedoya profundizaría su paro mientras que AHMSA de Alonso Ancira analiza qué hacer ante la delicada situación.

 AT&T-Nextel, ya. Ya cerrada la operación con que AT&T adquiere a Nextel de México, la novedad es que será el propio Thaddeus Arroyo quien lleve la dirección tanto de Iusacell y de Nextel y el vicepresidente jurídico Troy Hatch. Ello permite suponer que más tarde que temprano ambas marcas quedarán bajo la sola marca —a lo mejor sólo para diferentes productos— global que encabeza Randall Stephenson.

mflores37@yahoo.es

Twitter: @mfloresarellano