Viernes 27.11.2020 - 13:37

CNTE, gran mancha de la tragedia de Oaxaca

Jennifer Aniston se casará en ceremonia privada
Por:

En la tragedia por el sismo de hace más de una semana, en Oaxaca la gran mancha del expediente ha sido el comportamiento interesado y mezquino de la CNTE, que impidió a la SEP verificar la infraestructura de 13 mil escuelas de educación básica públicas que existen en las ocho regiones del estado.

En su estilo comunistoide (entre maoísta y soviético, con un toque de chavismo) la CNTE informó que “por acuerdo de nuestro máximo órgano de dirección de la Asamblea Estatal, con respecto a la mal llamada Reforma Educativa y toda vez que nos mantenemos en resistencia, se comunica”…

Toda una letanía de cartón piedra para, en síntesis, cerrar el paso de los niños a sus escuelas, lo cual ha sido a lo único que se ha dedicado la CNTE desde su más de cuarto de siglo de existencia dedicado a sangrar las finanzas del gobierno, con base en el chantaje, el vandalismo y hasta el secuestro.

Con su labor de zapa en contra de la educación de los niños desde 1989, la CNTE provocó que hoy, sólo a Oaxaca, le tomen 33 años alcanzar un nivel educacional similar al de la CDMX, según un estudio del Tecnológico de Monterrey.

Porque la CNTE no es una organización magisterial, sino una gigantesca turba lumpen que se dedica a casi todo menos a impartir clases. Por ejemplo, cuatro miembros están presos por secuestrar y torturar a dos niños durante 140 días, manteniéndolos encerrados en una cisterna.

Y únicamente el año pasado provocó, con marchas y plantones en el Zócalo de Oaxaca, pérdidas por mil 500 millones de pesos y que tres mil 500 personas se quedaran sin empleo. Todo eso mientras dejaba sin clases a más de un millón de niños y adolescentes, la mayoría indígenas humildes.

Es también la CNTE una rémora política. En las pasadas elecciones intermedias se alió con AMLO a cambio de organizar brigadas para “orientar el voto por el partido que se ha comprometido verdaderamente con el magisterio y el pueblo, Morena”.

AMLO le ofreció 47 candidaturas para alcaldes y 12 para diputados. La CNTE sólo ganó una diputación con Morena en Oaxaca (María de Jesús Melgar Vázquez, distrito 12, con 12 mil 153 votos). Morena se convirtió en tercera fuerza electoral, sólo por delante del PT.

En pago, AMLO defendió legalmente a dirigentes de la CNTE que entonces estaban presos por robo y vandalismo, uno de los cuales, Rubén Núñez, impartió clases, pero ganaba 100 mil pesos por dos plazas en una escuela de Putla, donde 75.3 por ciento de sus habitantes vive en pobreza extrema.

Eso es la CNTE: una mancha que es más oscura con su mezquindad tras el sismo.