Comercio internacional se resquebraja con Trump

Lopez Obrador se suma a la petición de liberar a Julian Assange
Por:
  • hector_badillo

La imposición de aranceles del 25 por ciento al acero y el 10 por ciento al aluminio que recién autorizó Estados Unidos traerá consecuencias en el mercado internacional que podría regresarnos en el tiempo a la época de la guerra comercial, cuando los tratados de cooperación se derrumbaron y dieron pie a la gran depresión.

Tal vez suena como una premisa apocalíptica, pero la realidad es que la economía proteccionista del presidente Donald Trump no es vista con buenos ojos por los mercados internacionales y ya se habla de una respuesta contundente si se aplican los famosos “impuestos Trump” al aluminio y al acero que se exporta desde territorio europeo.

La Unión Europea dio a conocer que si se imponen dichos gravámenes también habrá reestructuración de aranceles para productos provenientes de Estados Unidos. Por ahora, los productos afectados serían jugos de naranja, mantequilla de maní, motocicletas Harley Davidson, pantalones Levi's y el whisky. La Comisaria Europea de Comercio, Cecilia Malstrom, lo dejó muy claro cuando dijo que en la guerra comercial no hay vencedores y que la postura de Trump afecta las relaciones comerciales de ambas latitudes.

El contraataque europeo no es una reacción colérica por las ocurrencias del mandatario estadounidense, es un golpe geopolítico fríamente calculado que afectaría principalmente al comercio de los estados del país que mas apoyan al gobierno de Donald Trump. Sin embargo, la postura europea no entrará en vigor hasta que el gobierno de EU haga oficial la imposición de aranceles, mientras que en territorio europeo ya se prepara una medida proteccionista para la industria siderúrgica, que consistiría en limitar la importación de dichos materiales para darle prioridad a la producción local, acciones que afectarían otros mercados internacionales. Los movimientos de Trump parecen el inicio de una guerra comercial que podría explotar en cualquier momento y la polémica no solo se genera fuera de las fronteras gringas, dentro del Partido Republicano hay voces importantes que manifiestan estar en total desacuerdo con las medidas proteccionistas de Trump y piden dar marcha atrás a esta locura de mercados. Mientras tanto, en México sigue la incertidumbre dentro de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio y, al parecer, nuestro país y Canadá quedarían fuera de la lista negra de Trump siempre y cuando cedan en las negociaciones trilaterales, pero con Trump nada es seguro y las traiciones están en puerta.