Constitución CDMX: al carajo lo avanzado

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • manuel_lopez_san_martin

La sobrerrepresentación que PRI y PAN, a través de sus designados, tienen en la Asamblea Constituyente, está a punto de mandar al carajo los derechos adquiridos en la CDMX, darle al traste a lo avanzado durante años y sepultar a la capital, como Ciudad progresista y de vanguardia.

Los diputados constituyentes, que legislan al vapor y van a contrarreloj para cumplir con la camisa de fuerza que los ata a concluir la discusión y aprobación de la primera constitución de la CDMX a más tardar el 31 de enero, están por enviar a nuestra Ciudad, de vuelta al siglo XX.

Si todo sigue de acuerdo a lo planchado por las cúpulas partidistas en la Constituyente, dirán que NO al matrimonio igualitario, al derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y a la voluntad anticipada, así como ya se pronunciaron en contra de la legalización de la marihuana para fines medicinales y de investigación. Los legisladores irán contra lo que los capitalinos no solamente han respaldado, sino lo que el sentido de su voto ha reflejado en las urnas.

La CDMX, es una capital de derechos, de avanzada. Una que vota a la izquierda –PRD y Morena obtuvieron más del 60% del total de votos en junio pasado- y donde PAN y PRI, juntos, no alcanzaron, si quiera, el 20% del voto en la elección de la Constituyente. Aún con una austera representación de quienes vivimos en la capital, priistas y panistas pueden detener cualquier legislación, porque el tramposo esquema de designaciones les permite tener el doble de lo que las urnas reflejan: casi 40% de los legisladores. Suficientes para frenar cualquier iniciativa que se quiera plasmar en la Constitución, pues se necesitan dos terceras partes, del total de 100 diputados, para su aprobación.

Los constituyentes podrán encontrar palabras para justificar la ausencia de temas que ya son columnas vertebrales de derechos para quienes vivimos en la CDMX, lo que no podrán esconder es que la primera Constitución -esa que tendría que reflejar la esencia capitalina- dejará de lado temas que forman parte del ADN de la Ciudad.

El 3 de enero, los diputados regresarán a trabajar. Tendrán tiempo de corregir y elevar a rango constitucional derechos ya ganados. Hasta hoy, salvo contadas excepciones, quienes integran la Asamblea, han trascendido por los desatinos, ausencias y polémicas. Ahora podrían hacerlo también por retrogradas. Ojalá no sea el caso.

 Off the record

La instrucción del presidente del PAN Ricardo Anaya, para que sus constituyentes se reúnan durante el periodo vacacional molestó a algunos legisladores, pero el más enojado era Santiago Taboada, quien se quejó con sus compañeros porque “ya tenía vacaciones planeadas”… A propósito de la temporada de fin de año, los que tendrán un amargo cierre de año son los jefes delegacionales de Morena, que al cuarto para la hora quisieron más dinero para 2017. Los de Tláhuac y Azcapotzalco, apenas tendrán 30 millones de pesos adicionales, y Xochimilco y Tlalpan no llegarán a los 100 millones. El que sí hizo la chamba a tiempo fue Ricardo Monreal, de la Cuauhtémoc, que obtuvo 245 millones extras… Hablando de delegaciones, mal termina 2016 en la Benito Juárez, donde el jefe delegacional Christian Von Roehrich se sacó de la manga un operativo de seguridad, ante la ola de asaltos y robos. Como si la varita mágica resolviera cosas.

m.lopez.sanmartin@gmail.com

Twitter: @MLopezSanMartin