Corrupcion, la madre de todas las batallas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Carlos Urdiales

Hoy México tiene un nuevo Sistema Nacional Anticorrupción. México está en el lugar 103 de 175 dentro del Índice de Percepción de la Corrupción que elaboró Transparencia Internacional en 2014. O sea que la reforma y este mecanismo nos vienen como anillo al dedo.

Ante los representantes de los Poderes de la Unión, institutos autónomos, académicos y la sociedad el Presidente Enrique Peña Nieto promulgó ayer la reforma constitucional que, dijo, conlleva un cambio de paradigma con un sistema que vendrá a poner fin a la impunidad. De nuevo, más oportuno imposible.

Grabaciones, revelaciones a veces periodísticas, a veces de red social, como sea, la percepción de estar inmersos en una profunda y extendida corrupción en los gobiernos de los tres niveles, en empresas, en contratistas o prestadores de servicios, una cadena larga de protagonistas que aceptan dar o recibir. Transar para avanzar.

El Presidente Peña Nieto sabe y dijo que requerimos una solución estructural amplia y sistemática, una que recomponga la ética pública. Esa ética que necesitamos para inhibir lo mismo a los que agarran la pata que a los que completan la matanza.

Una solución que de verdad reduzca los márgenes discrecionales a través de los cuales se le da vuelta a normativas que, al cerrar rendijas, terminan por ser rodeadas.

Miguel Barbosa, presidente del Senado, dijo que sin autonomía para los encargados de vigilar, investigar y castigar los actos de corrupción de las autoridades y servidores públicos los esfuerzos serán vanos, estériles. El senador perredista apunta hacia donde el propio Presidente Peña Nieto sabe que anida la certeza generalizada de ser un país corrupto por definición: la poca credibilidad. O la enorme incredulidad social.

Dijo el Presidente que se trata de un cambio de paradigma social. De nuevo tiene razón, ¿cómo le haremos para dejar de justificarnos todos ante la falta de ética pública, siempre justificada porque los demás son iguales o peores?

Menudo dilema. Asumimos como de mínima inteligencia apuntar primero hacia los grandes ladrones, presuntos o confirmados, antes de mirarnos al espejo del agandalle, del primero yo, de la prisa mía sobre las demás, de la necesidad, de derrotarnos fácilmente frente a la evidente intención de extorsión y dejarnos seguir con lo que estábamos. Difícil tarea que siempre ha demandado que antes castiguen a los otros para luego, pero muy luego, hacer lo propio, como ciudadano, con civismo y la ética que añoramos para la cosa pública.

El Sistema Nacional Anticorrupción va por el fortalecimiento de la Auditoría Superior de la Federación, la creación de un Tribunal Federal de Justicia Administrativa que junto con la Secretaría de la Función Pública y la Fiscalía de Combate a la Corrupción sancionará a servidores públicos y particulares. Combatir la corrupción será la madre de todas las batallas.

urdiales@prodigy.net.mx

Twitter: @CarlosUrdiales