Corrupción que mata y #Vamospormás, un antídoto

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • horaciov-columnista

Como suele pasar cada vez con mayor frecuencia, en los últimos días la coyuntura política ha estado centrada en temas relativos a la corrupción o los esfuerzos para combatirla. Esta semana al menos tres temas acaparan la atención: la extradición de Guatemala a México de Javier Duarte, el socavón en el Paso Exprés del libramiento de Cuernavaca y el desplegado #Vamospormás, de activistas y organizaciones. Algunos comentarios al respecto de los dos últimos:.

Cuando la corrupción mata. Un denominador común de los gobernantes que han sido severamente criticados en la actual temporada de lluvias en diversas latitudes del país es el argumento justificador de que “no habían caído precipitaciones de semejantes magnitudes” o que “los ciudadanos tiran basura”, entre otros pretextos. El punto es que, ante los embates del cambio climático —que no es nuevo—, los gobernantes no han hecho los planes hídricos y de infraestructura, como era su obligación, para evitar perjuicios y, en el extremo, fatalidades. A una semana de sumergirse el Paso Exprés del libramiento de Cuernavaca, de nueva cuenta la reacción del gobierno federal fue torpe y lenta. Las declaraciones del titular de la SCT han oscilado entre lo inverosímil, lo pueril, lo ridículo y lo patético, y las redes sociales han hecho un festín de ello. Además, claro que se pudo haber actuado con mayor celeridad para rescatar con vida a los ocupantes del automóvil que cayó al socavón. A fin de cuentas, nadie se hace responsable de la tragedia. No sorprendería, cuando las investigaciones sobre el caso arrojen conclusiones, que quede claro que en el proceso de estudio, planeación, ejecución, construcción y mantenimiento de la obra sin duda algún —o varios— actos de corrupción hayan sido cometidos. Ah, pero eso sí, muy previsoramente, al inicio del periodo vacacional, aumentaron las tarifas de las autopistas de cuota.

Articulación ciudadana contra la corrupción. Justo para evitar ese tipo de hecho o cualquiera otra de las manifestaciones que materializan la corrupción causando graves daños a los ciudadanos, un grupo de líderes y organizaciones de la sociedad civil, académicas y empresariales presentaron la agenda #Vamospormás. El timing tiene relevancia política. Por un lado, pretende consolidar la “primavera ciudadana” que inició el año pasado con las firmas de apoyo a la llamada Ley 3 de 3. Esta agenda se presenta en un momento de renovado hartazgo por los escándalos de corrupción y los embates a la consolidación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). En ese sentido, resulta muy gráfico el rezago en muchos estados del país para tener listos los sistemas locales anticorrupción, plazo que venció ayer (ver nota principal de La Razón del 17 de julio). Ciertamente, del lado federal hay también rezagos importantes: no se ha aprobado ni la ley de la fiscalía general ni el nombramiento del fiscal anticorrupción. El desplegado ciudadano hace diagnósticos, señala responsables, deslinda culpas, defiende derechos, marca agendas. Ello, de cara a las elecciones de 2018. Bien por el esfuerzo ciudadano, que busca sacar de su espasmo al gobierno y a los partidos políticos, así como evitar el avance de la impunidad.

hvives@itam.mx

Twitter: @HVivesSegl