Sábado 19.09.2020 - 23:56

Cosa de “grandes”

Cosa de “grandes”
Por:

La posibilidad de que los cuatro clubes más grandes del país, o si se prefiere más populares, protagonizaran la fase previa a la final del Clausura 2011 estuvo latente hasta la noche del domingo. Sin embargo, América no acabó de concretar su voltereta ante Morelia y evitó que se repitiera lo sucedido en la liguilla 1983-84, en la que las semifinales las disputaron los equipos con más convocatoria, al enfrentarse aquella vez Pumas vs. Chivas y América vs. Cruz Azul.

De todos modos tres “grandes” en esta instancia no es algo tan común como pudiera pensarse, ya que no sucedía desde el torneo Clausura 2007, cuando en la etapa de los cuatro mejores aparecieron Cruz Azul, América, Guadalajara y Pachuca, el único “colado”, que paradójicamente acabó por quedarse con el título.

Ahora Monarcas, que sólo ha sido campeón una vez, interfirió con el deseo de las masas que querían ver que los cuatro equipos de mayor difusión en el país pelearan por el trono como no sucede desde hace 17 años.

Tijuana, rumbo a primera

León falló cuando menos debía, y Tijuana dio un paso trascendental para adjudicarse la plaza de primera división que dejó vacante el Necaxa. Los Xolos podrán acelerar el ascenso si esta semana se imponen en la final del Clausura 2011 al Irapuato, lo que le valdría declararse bicampeón, como lo lograran antes el Irapuato en la campaña 1999-2000 y el Necaxa en 2009-10.

El panorama para el equipo que dirige Joaquín del Olmo es inmejorable, ya que en caso de que no pueda superar al Irapuato esta semana, tendría la posibilidad, ante ese mismo adversario, de disputar una serie extra en pos del ascenso.

No habrá bicampeón

La eliminación del Monterrey en el Clausura 2011 reitera la dificultad que existe para que un campeón retenga el trono. El más reciente bicampeonato fue conseguido por la UNAM en los torneos Clausura y Apertura 2004.

Otro líder sin premio

El mejor equipo en la tabla general del Clausura 2011, Tigres, no ha estado ni cerca de ratificar esa condición en la liguilla. En su primera serie de vida o muerte fue apartado en la búsqueda de un título, que se le niega desde 1982.

Los felinos del norte acumulan ya la friolera de 45 torneos de liga seguidos sin ser monarca y su flojo desempeño ante Guadalajara fortalece la teoría de la llamada maldición que afecta a los mejores en la fase regular. Estos datos justifican esa creencia, o al menos la certeza de que acumular más méritos durante la etapa regular no garantiza un final feliz.

En 15 de 30 torneos cortos el líder general fue eliminado en los cuartos de final, ronda en la que siempre se enfrentó al peor clasificado de los ocho finalistas.

El llamado súperlíder se coronó apenas en cinco de los 30 torneos cortos y suma ocho liguillas seguidas sin ser campeón.

Desde que hay liguillas, el líder general apenas obtuvo 18 de 56 títulos.

Tigres que no pudo ser campeón en ninguna de las tres ocasiones en las que fue líder general.

Y Tuca no aprende…

Ricardo Ferretti ha disputado tres Liguillas como líder general y en ninguna de ellas pudo ser campeón: con Tigres fue subcampeón en el Invierno 2001 y en sus dos últimas clasificaciones como primero, con Morelia en 2005 y con Tigres en 2011 fue eliminado en la ronda de cuartos.

El famoso Tuca ha dirigido en 25 liguillas, lo que es un récord para un entrenador, pero en 15 de ellas sus equipos fueron eliminados en la primera ronda.

Ferretti ha disputado la etapa de cuartos de final en 22 oportunidades y su balance es negativo: 10 veces accedió a semifinales y 12 fue eliminado.

En total, el brasileño contabiliza 82 partidos de liguilla dirigidos —más que ningún otro DT— y en ellos acredita más derrotas que victorias. Su saldo es de 25 triunfos, 25 empates y 32 derrotas.