Domingo 12.07.2020 - 15:10

Crisis michoacana

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

David López Cárdenas

Reza la sabiduría popular que “para que algo mejore, tiene que empeorar”, y encaja perfectamente con la delicada situación que se vive en Michoacán.

Y es que el surgimiento de autodefensas hace prácticamente un año, sólo fue la gota que derramó el vaso en un estado asolado por las malas administraciones y el desplazamiento forzado a causa de la violencia.

Ante la gravedad de la situación es inútil buscar culpables, pero se debe señalar a quienes por negligencia o complicidad, permitieron que se convirtiera en una bomba de tiempo.

Si algo debemos destacar es la voluntad y determinación de esta administración por rescatar a los michoacanos de la violencia que se agravó aceleradamente durante el mandato calderonista.

Basta recordar el ridículo Michoacanazo, en el que se detuvieron ediles y demás funcionarios, todos libres hoy, que terminó siendo un revés más para el entonces presidente y su incondicional Genaro García Luna.

A esto debemos añadirle el daño causado por los gobiernos perredistas de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy.

Ambos se encargaron de alimentar más el hartazgo popular con su descarada protección a los delincuentes, llevándolos incluso al Congreso de la Unión, como en el caso de Julio César Godoy Toscano.

Aún así, el PRD se atreve a insinuar que la aparición de las autodefensas se debe a la asesoría del colombiano Óscar Naranjo, sugiriendo que se le investigue por utilizar los métodos que usó contra el Cártel de Medellín.

Antes de inventar acusaciones infundadas, deberían aceptar que son corresponsables de la situación actual en Michoacán.

La problemática michoacana es más compleja de lo que parece y la designación de un comisionado para el desarrollo integral en esa zona parece ser un prometedor avance.

Aunque existen opiniones encontradas, la mayoría coincide en que la presencia de un representante federal en el Estado abonará a mantener una interlocución permanente y directa con las autoridades estatales y municipales.

Lo cierto es que se trata de una acertada decisión del Presidente Enrique Peña Nieto, quien sin ser michoacano, ha mostrado más interés por la entidad que su antecesor.

El desafío no termina con recobrar el control del territorio michoacano y ahora se deben atender las causas primigenias de la inseguridad.

Buena noticia que la estrategia apueste también por la cultura como medio para restablecer la cohesión entre la población.

 PUNTO FINAL. Tal parece que las filtraciones de audio, descalificaciones y el fuego amigo son las tácticas predilectas de los blanquizules para desarmarse entre ellos.

Se acerca el cambio de dirigencia del PAN y con ello la guerra entre Madero y Cordero se agudiza.

Seguramente, sus primeras elecciones abiertas a todos sus militantes terminarán en un mar de acusaciones y alegatos de inequidad. ¿Se acusarán entre ellos de espurios e ilegítimos?

davidlopezcardenas@gmail.com

Twitter: @DavidLpzC