Jueves 3.12.2020 - 10:07

Cuando pase el temblor

El problema jurídico-laboral por el Covid-19
Por:

“Hay una grieta en mi corazón…”

Soda Stereo.

Para Luciano. Soda Stereo.

Exactamente al cumplirse treinta y dos años, la tierra nos recuerda el sismo del 85, casi con la misma intensidad. Para los que tuvimos esa espantosa experiencia, sobre todo los que vivíamos en la colonia Roma, podemos sufrir una regresión al miedo mas profundo, ese que se produce al momento de intentar dormir, y pensar en que en cualquier momento puede temblar y acabarse todo; pero también podemos aprovechar el recuerdo para comparar los diferentes momentos y hacer un balance de lo que ha cambiado, para bien y para mal, por lo que haré una pequeña enumeración de algunas observaciones:

1.- La solidaridad de la población fue inmediata, total, grandiosa y admirable, a diferencia del 85, donde inicio pequeña y poco a poco fue creciendo; hoy con las redes sociales se multiplicó en un instante y a las pocas horas los lugares de desastre estaban recibiendo todo tipo de ayuda. Por otro lado, hubo en algunos lugares demasiadas personas y mucha desorganización, que hacían poca efectiva la ayuda, e incluso llegaban a estorbar en los trabajos de rescate.

2.- Fue el sismo de las redes sociales, la frase que se le atribuye a Andy Warhol, “todos serán famosos mundialmente por quince minutos”; con la transmisión en vivo del sismo, teniendo las escenas mas escalofriantes, recorrieron inmediatamente el mundo. Es una clara muestra de la nueva forma de tener minutos de fama, hay que señalar, que se ha democratizado la posibilidad de aparecer en los medios de comunicación, por lo que muchos aprovecharon para exponer en las redes sociales su dudoso altruismo. En el 85 solo las celebridades tenían acceso a esos minutos de fama, y casi todo era bajo el anonimato, para mí, por lo tanto más honesto.

3.- Con la experiencia del 85, y el establecimiento de los diferentes protocolos de auxilio en caso de sismos, los diferentes organismos de auxilio entraron en funciones inmediatamente, hay que reconocer a los policías, bomberos, ejercito y marina su entrega a la causa, con excepción de Monreal en la Cuauhtemoc, los señores Delegados nunca aparecieron para ayudar, solo el Jefe de Gobierno y el Presidente de la República estuvieron en constante presencia, cosa que no sucedió en el 85, en ese entonces todo el gobierno estaba pasmado.

4.- Caos vial, en unos cuantos minutos la ciudad se vio inmovilizada por el tráfico vehicular, haciendo imposible que llegarán rápidamente los servicios de socorro a los lugares siniestrados, es un punto en lo que deben de trabajar las autoridades, tal vez en las oficinas se debe de programar la salida de los vehículos por bloques y tiempo de salida entre unos y otros.

5.- Por qué no se activó la alarma sísmica, se han publicado algunos artículos que señalan diferentes causas, unos dicen que por la cercanía con la ciudad no había tiempo, sin embargo, hay otros que indican que había distancia suficiente para que se hubiere activado y avisarnos unos segundos antes de que llegara la sonda sísmica, la autoridad tendrá que aclarar al respecto, por ahora solo nos queda prepararnos, con la mayor naturalidad, para el siguiente.