Cuentas Claras

Chocan camión y Metrobús en Centro Histórico del DF
Por:

Contrario a las estimaciones de las corredurías, el dólar ha mantenido una tendencia bajista en las últimas semanas apoyado en la credibilidad de los inversionistas, por la recuperación de la economía estadounidense y en una propuesta presupuestaria que eleve la demanda agregada de México.

Ayer, el tipo de cambio spot, que calcula el Banco de México como referencia de todas las negociaciones del país, cerró en 12.8990 pesos por dólar, llegando al mejor nivel del año y que significó un avance para nuestra moneda de 12.10 centavos en un día, pero para el año una ganancia de 91.60 centavos o 6.63 por ciento.

Desde que inicio el 2009, las corredurías internacionales auguraban un mejor desempeño de los mercados financieros de países emergentes que el de los países desarrollados, estas previsiones junto a la relativa debilidad del dólares frente al euro ha incentivado el apetito por el riesgo, derivando en una mayor demanda de acciones y pesos desde el exterior, así como una menor demanda de dólares desde el interior del país.

El tipo de cambio brincó de niveles de 11 pesos a 13 pesos (promedios) de finales de 2008 a este año a consecuencia de la recesión económica mundial.

Pero dadas las nuevas estimaciones para la recuperación de la economía estadounidense, con quien tenemos la mayor relación comercial, las presiones sobre el tipo de cambio han ido disminuyendo. Aunque el tema fiscal sigue siendo la piedrita en el zapato.

El firme descenso que ha mantenido el dólar desde la semana pasada se relaciona directamente con la ratificación que hizo Moody’s Ratings sobre el grado de inversión a México y a las declaraciones de Standard and Poor’s de la posibilidad, en el largo plazo, de mejorar la recomendación a la deuda soberana a largo plazo del país.

En particular, en esta semana el peso recibido apoyo de los avances de la bolsa mexicana, que por cierto ayer subió 0.21% a 28,155.48 unidades, y la apreciación de las monedas emergentes; de la decisión de la Fed de mantener sin cambios la tasa de referencia y de los bajos niveles de las tasas locales de corto plazo.

Para los próximos días el dólar podría continuar por debajo de los 13 pesos, sin embargo niveles tan bajos invitan a la compra y esto implica cotizaciones por arriba de dicho nivel. Gráficamente, el comportamiento del tipo de cambio dice que el mercado ha encontrado un nuevo punto de equilibrio: por arriba de los 13 pesos.

Se estima que el tipo de cambio cierre el año alrededor de 13.50 peros y esta observación aun no puede ser modificada hasta conocer el presupuesto para el 2010 y adelantar los beneficios que tendía sobre las finanzas públicas de ser autorizado. Por qué aún falta que el Congreso se ponga de acuerdo, a sabiendas de que sufrimos la peor recesión en siete décadas.

irasema.andres@3.80.3.65

asc