Cumplirá AMLO sus amenazas

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:
  • francisco_cardenas_cruz

Si alguien duda de que Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, cumplirá sus advertencias de campaña electoral, que no son otra cosa que claras amenazas, él mismo se encarga de reiterarlo a diario; como es el caso de que frenará la entrega de contratos para que empresas extranjeras particulares exploten los yacimientos petroleros del país, algunos de los cuales cancelará.

Aprovechó el tabasqueño las críticas que el escritor Paco Ignacio Taibo II hizo al empresario regiomontano Alfonso Romo, gurú en asuntos económicos, de tratar de tranquilizar a los mercados, al asegurar que, en caso de que aquél gane la elección, no se afectarán las concesiones otorgadas en el marco de la Reforma Energética.

DE ESTO Y DE AQUELLO

Esas amenazas que ha reiterado en los últimos días Andrés Manuel López Obrador, de que está decidido a echar abajo las reformas estructurales que hoy están en marcha han provocado alarma: a la energética se sumó la de cancelar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

El candidato de Morena, PT y PES a la Presidencia de la República no ceja en referirse a su idea de que se amplíe la terminal militar aérea de Santa Lucía, lo que, según él y sus asesores, bastaría para evitar la inversión millonaria en dólares que costaría la actual obra.

Mal comenzó Ximena Puente, la excomisionada del Inai, su carrera política, porque por la prisa de presentar su solicitud para dejar ese cargo y buscar una candidatura plurinominal por el PRI a la Cámara de Diputados, se olvidó de ponerle fecha, lo que fue aprovechado en el Senado para negarle su petición; aunque le sobrarán padrinos para enmendar ese error.

Por lo pronto, el hoy titular de ese organismo, Francisco Javier Acuña, ya propuso que se establezca una cláusula para que los integrantes del mismo que renuncien a esos cargos, no puedan acceder de inmediato a un puesto de elección, como ha sido el caso de su antecesora.

Una de las varias candidaturas de la coalición Por México al Frente más cuestionadas es la del exdirector general de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga, quien renunció a ese cargo para buscar la postulación al Senado por el PRI, partido en el que militara hace años, y que al enterarse de que no lo sería, se fue a aquélla que sí se la ofreció.

Sobre todo en los altos mandos del gobierno esa decisión del exfuncionario originario de Oaxaca causó serio malestar, por la forma en que actuó, al dejar el cargo para irse a la oposición y desde ahí, ser severo crítico.

(Esta columna dejará de aparecer la próxima semana. Volverá a publicarse el martes de Pascua)