De Juanito a ‘Juan del Diablo’

De Juanito a ‘Juan del Diablo’
Por:

Un interesante artículo de la perredista Patricia Ruiz Anchondo alerta sobre el riesgo de que Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores hayan creado en Iztapalapa a un Juan del Diablo, en la figura de Juanito.

Y es que el jefe delegacional electo ya no es el mismo sujeto sumiso y tartamudo que fue obligado en un mitin callejero, como si fuera un circo, a jurar que de ganar las elecciones por el Partido del Trabajo le dejaría su lugar a la perredista Clara Brugada.

Todo el mundo creyó que el endeble Juanito sería pan comido y que ningún trabajo costaría desecharlo tan luego cumpliera su cometido; ya se vio que no será tan fácil y que en una de esas se queda.

¿Pero quién está detrás del naciente Juan del Diablo?

Los que saben del asunto aseguran que el mismísimo Peje lo está aconsejando, pues al tabasqueño le conviene que la delegación esté en manos del PT, partido que adoptará, y no del PRD, de donde se irá.

En caso de que el petista tenga que cumplir su palabra y solicitar licencia, López Obrador se encargaría de que la Asamblea Legislativa del DF no aprobara el nombramiento y las cosas queden como están.

El asunto es que, aunque Brugada es simpatizante del tabasqueño, tiene compromisos con Marcelo Ebrard, con el que trabajó casi tres años en el Gobierno del DF.

Andrés Manuel no quiere arriesgar a que el jefe de Gobierno pueda meter la mano y prefiere a Juanito, para manejarlo a su antojo y disponer de los jugosos recursos públicos de Iztapalapa.

El Peje está colocando poco a poco sus piezas en el PT, partido al que quiere fortalecer para que sea la punta de lanza en sus aspiraciones presidenciales para 2012.

Si por alguna razón Juanito es obligado a dejar el cargo, López Obrador quiere que le garanticen la nómina de sus seguidores y los recursos para su campaña, por eso el jefe delegacional insiste en que Brugada le firme ante notario el compromiso de respetar sus plazas.

El muchacho de El Peje se reunirá hoy con Clarita para ver cómo se repartirán las rebanadas del pastel.

 CENTAVITOS... Muy interesante análisis sobre la propuesta de Ebrard para privatizar el agua en el DF publicó en su columna del viernes pasado Pablo Hiriart, contrastando esa iniciativa con la negativa del propio Marcelo a aceptar inversión privada en el petróleo. No es que la propuesta del jefe de Gobierno sea descabellada, pues si el gobierno no cuenta con recursos hay que recurrir a los capitales privados, pero hay que ser congruentes. Si el movimiento de AMLO tomó como pretexto la defensa contra la privatización del petróleo, ¿podría armarse el Frente contra la Privatización del Agua? ¿Gastaría Marcelo de nuevo casi 500 millones de pesos del presupuesto en organizar una consulta pública para tal fin, como lo hizo con el asunto del petróleo?

jadrian02@yahoo.es

fdm