De parte de quién

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • Ramon-Sosamontes

Siguen disminuyendo los días para el domingo 1 de julio de 2018; las guerras intestinas aparecen y arrecian entre los mismos partidos, entre sus precandidatos o gente de sus equipos que buscan glándulas mamarias a las culebras.

En los grupos del poder-poder, llámense empresarios, no son más de 20 y jefes de este régimen de partidos, —que vienen desde 1978—; de algunos medios y “organizaciones” se sacan “investigaciones” sesudas a pedido, trajes a la medida para desacreditar y golpear.

Atacar y desacreditar a las personas no importa qué tanto y a quién dañen mientras destruyan a sus oponentes y hasta lo hacen a nombre de alguna “ideología o política”. Práctica que existe desde años en el Estado mexicano. De los caciques y mesías.

No es nada nuevo en la historia de la humanidad y de la política desde que ésta existe.

Lo tomo personal: De parte de quién preguntamos ante los ataques de algunos “medios” que son militantes de oponentes, para sacar raja política y hasta escupen al cielo sin saber que les caerá encima de sus cabezas.

La guerra es sin tregua, son días duros en los que hay que estar pendientes porque además, algunos sin ética, ya saben cómo utilizar a la OEA, ONU, al BID o al Banco Mundial, donde también hay militancia para algún precandidato con o sin partido.

No es poca monta lo que se pelea: 3 mil 326 cargos, 300 diputados federales uninominales, 200 plurinominales; 64 senadores dos por cada uno de los estados de la Federación, 32 plurinominales y 32 de primera minorías. Dos mil ayuntamientos, 16 “alcaldías” de la CDMX. Y a excepción de Coahuila,

Quintana Roo y Tamaulipas los demás elegirán Congresos locales;

Guanajuato, Jalisco, Morelos, Chiapas, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán para gobernador y un Presidente de la República.

Deberán ir a las urnas 87 millones 159 mil 497 mexicanos, todo el país en movimiento y los que se creen dueños de México: empresarios o políticos, disputarán los poderes desde lo nacional, hasta ayuntamientos. Y en eso narcotraficantes, poderes fácticos de dentro y fuera de México.

La Arquidiócesis Primada de México, dependiente del Estado Vaticano en sus dos acepciones, dijo que en el país “no hay un rincón donde un mexicano pueda sentirse seguro”. ¿Ni en la Catedral?

¿Presión sobre las investigaciones?

Los pederastas, a la cárcel dentro de las reglas internas.

EL TÁBANO: salvo por seguridad nacional no deberían reservar, ocultar por 12 años (ni por uno), gastos de construcciones. En La Razón leímos el día de ayer la declaración de Miguel Ángel Mancera, sobre el 2º piso y la compra de 30 trenes del Metro.

ramon_sosamontes@yahoo.com.mx

Twitter: @Sosamontes