De verdad ya gano Hillary si

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Si se escucha o lee a los expertos, las elecciones de Estados Unidos el 8 de noviembre serán ganadas de calle por Hillary Clinton. Esta percepción fue poderosísima tras el debate de antier. Pero la realidad quizá no sea tan rotunda. La verdad es que Donald Trump puede ganar.

El rechazo a un personaje fascistoide está provocando que los análisis de los expertos provengan más de la pasión y menos de la razón. Por ejemplo, en el primer y en el tercer debates, Trump ganó en las redes sociales.

Sin embargo, las redes no son el espacio natural de los votantes comunes de Trump, caracterizados por los expertos como “blancos sin título universitario”.

Veamos los sondeos inmediatos al primer debate, el 26 de septiembre:

—Trump ganó en Bloomberg (62 por ciento a 38), USATODAY (55 a 45), TIME (60 a 40) y CNBC (59 a 41). Clinton sólo en CNN (62 a 27).

Veamos los sondeos inmediatos al tercer debate, el 19 de octubre:

—Trump ganó en NYT Opinion (59 a 27), Boston Globe (48 a 39), USA TODAY (53 a 27) y The Washington Times (74 a 20). Clinton sólo ganó en CNN (52 a 39).

En cambio, los expertos de esos medios siempre dieron como triunfadora a Clinton, por considerarla más preparada, con mayor experiencia política, mejor instrucción intelectual, visión de futuro y control exhaustivo de temas programáticos.

En las encuestas también se impone ella: saca a su rival 7.2 puntos de ventaja según la media de sondeos más fresca de Real Clear Politics, y la mitad de sus votantes sufragarán por ella para evitar que gane Trump, de acuerdo con Reuters/Ipsos.

Pero las encuestas están en liquidación, quizá con excepción de España, donde los cuatro partidos hacen su juego político basados en las demoscopías, como acaba de demostrar el PSOE, que quitó a su dirigente nacional porque quería provocar una tercera elección en un año.

Pero en México fallaron el pasado 7 de junio, al igual que en los recientes referéndums sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea y el proceso de paz en Colombia. Porque está sucediendo lo siguiente: la gente dice más la verdad en el anonimato de las redes que en el cara a cara de las encuestas.

De ahí que el mayor daño a Clinton no viene de Trump, sino de expertos y encuestadoras, que ofrecen un panorama supertriunfalista y de fiabilidad que provocaría que millones de sus votantes no crean necesario su concurso el 8 de noviembre y decidan quedarse en casa viendo tele.

Mientras los “blancos sin título universitario” y quienes mienten en los sondeos se pueden movilizar y …

También son millones, eh.

Twitter: @ruben_cortes