Debates y desprecios

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Se ahoga en un vaso de agua el joven maravilla panista, Ricardo Anaya, al aferrarse a debatir con AMLO, el puntero en las encuestas rumbo a la elección presidencial del 2018, cuando en la vida pública del país se puede subir a otros debates, incluso más trascendentes al que busca con el dueño de Morena.

El dirigente panista no ve más allá de sus aspiraciones presidenciales y pretende que AMLO le compre el pleito, pero sólo logró que la segunda de a bordo en Morena, Yeidckol Polevnsky, respondiera a su reto:

“Hay niveles. Andrés Manuel es una gente muy probada, una gente que tiene mucho qué decir. ¿Qué sucede realmente? Que cada que alguien quiere que ustedes lo tomen en cuenta, se pelea con Andrés Manuel y dice cosas contra él para que los suba al ring y les dé notoriedad. O sea, sería un abuso, un peso completo no agarra a un peso mosca o un peso pluma”.

Así ve al líder panista el puntero en las encuestas, porque el joven dirigente no ha sabido meterse a los debates con otros actores políticos, para irse fogueando y demostrar que es un rival de peso completo y no un peso mosca o pluma. En cambio se conforma con repetir que AMLO es “un cobarde” y “soberbio” por no debatir con él.

A Anaya, diría el clásico: le hace falta ver más bax.

+++

Más hábil se mostró el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa, quien aprovechó el jab que le lanzó el líder de la bancada de senadores del PRD, Miguel Barbosa, al emplazarlo a “que explique por qué le estuvo mintiendo al pueblo de México, cuando decía que con la Reforma Energética no habría aumentos a las tarifas eléctricas”, e incluso lo calificó de “Pinocho”.

Ochoa, con menos de un mes al frente del PRI, se subió al ring a sabiendas de que es ahora cuando le hace falta mostrarse como un político y no como un mero tecnócrata, como se le veía cuando dirigía la CFE. Y qué mejor que hacerlo frente a un político de peso, como Barbosa.

El priista respondió de inmediato al perredista y lo llamó a “no desinformar” a la población con relación a los aumentos de las tarifas eléctricas, además de que le pidió elevar el nivel de debate.

“No es permisible que un Senador de la República, representante de un partido político, desinforme a la población. Los senadores tienen que elevar el nivel de análisis, discusión y debate en beneficio de la población”, indicó el priista.

Seguro habrá contrarréplica de Barbosa: el debate es de quien lo trabaja.

+++

Con las ganas se quedaron los activistas que alistaban una campaña contra el gobierno capitalino, para acusar feminicidios en la ciudad a raíz de la muerte de la modelo Stephanie Magon.

Porque los peritajes y necropsia practicados al cuerpo de la joven nacida en Colombia, indican que falleció por las lesiones al caer de un cuarto piso. Es decir, no hubo golpiza previa, lo que desvanece la posibilidad de que se trate de un feminicidio.

Lo que se investiga ahora es si la caída fue accidental o alguien la aventó.

raymundo.sanchez@3.80.3.65

Twitter: @r_sanchezp