Decisión prudente la de Manuel Velasco

Diálogo de legisladores con la cúpula empresarial
Por:
  • ubaldo_diaz

El gobernador chipaneco Manuel Velasco esperó hasta el último momento para decidir que no buscaría una senaduría por la vía plurinominal, pues lograría un escaño, pero perdería el estado para los Verdes y tal vez obtendría hasta la persecución de parte de los porros de López Obrador que sienten que ya obtuvieron el triunfo de la gubernatura.

Fue hasta el último momento cuando el joven gobernador tomó la decisión de quedarse en Chiapas hasta el 8 de diciembre, y así lograr el control del proceso electoral. La confrontación de verdes y de priistas fu intenso, al grado que pudo haber perdido los comicios del uno de julio. Con un control de daños y del aparato puede revalidar el triunfo de hace seis años.

Chiapas es uno de los estados más poblados del país que produce grandes riquezas, lo que no se traduce en forma alguna en beneficios para sus habitantes. Es el principal estado generador de electricidad y su abundancia forestal, además de riqueza multicultural, lo convierten en atractivo para el turismo, aunque la belleza del estado no se refleja en la actuación de sus gobernantes.

El actual, Manuel Velasco, aunque milita en el Verde, toda su carrera ha sido respaldado por el PRI. Con todo y ello, las cosas no han sido gratificantes para nadie. Pablo Salazar fue remitido a prisión, al término de su gestión; Juan José Sabines buscó la protección diplomática, antes de cualquier acción en su contra.

El PVEM no las ha tenido todas consigo y aunque va en alianza con el PRI en apoyo a la candidatura presidencial de José Antonio Meade no lo hace en todos los estados en que habrá elección para gobernador. En Chiapas se desató una guerra verbal y mediática en que verdes y priistas rompieron su compromiso de ir juntos con un candidato común a la gubernatura del estado.

La rebelión llevó al dirigente estatal del PVEM a renunciar al cargo y aunque finalmente hubo arreglo, el saldo fue desastroso, tanto que el candidato del PRI y Verde se fue hasta el tercer lugar en las preferencias electorales y el aspirante del PVEM se unió a Morena.

La disputa por el gobierno estatal parece favorecer, hasta el momento, al candidato de la alianza formada por Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social, Rutilio Cruz Escandón, presidente del Tribunal Superior de Justicia en la mayor parte de la actual gestión, pero no tiene nada asegurado.

Va en contra de un ex priísta que compitió hace doce años y fue vencido por Juan José Sabines, José Antonio Aguilar Bodegas, quien fue senador por el PRI y alcalde Tapachula y ahora es abanderado del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

El priista Roberto Albores Gleason, senador con licencia, pretende seguir los pasos de su padre (Roberto Albores Guillén) y gobernar el estado, aunque lo hizo como interino.

La decisión de los electores de Chiapas tomará en cuenta todos los agravios recibidos por el actual gobierno, el que arribó con gran popularidad y se retira en medio del desprestigio producido por un gobernador amante del relumbrón y atento a figurar en el mundo artístico y de las portadas de revistas y diarios rosas.

Velasco Coello ha tenido muchos traspiés en su gestión, donde uno de los grandes reclamos es el abuso a que somete a las clases populares, las que para recibir las dádivas del gobierno tiene que soportar una serie de situaciones que lastiman la dignidad humana.

La suerte está echada y habrá que ver si el gobernador Velasco puede revertir el avance de Rutilio.

+++

La delegada con licencia de Miguel Hidalgo, la panista Xóchitl Gálvez, quien fue presentada por la senadora  y candidata a jefa de Gobierno de la CDMX, Alejandra Barrales como su vocera y encargada de varios proyectos, como el de movilidad y el del agua, se fue directo a exhibir la ineptitud de Andrés Manuel López Obrador.

Y es que durante el acto de presentación, no faltó quien le preguntara a Xóchitl qué opinaba del debate sobre si se cancela o sigue la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, debate por supuesto abierto por AMLO. Ingeniero civil de formación Xóchitl Gálvez no matizó y dijo:

“Muchas veces los políticos hablan sin tener conocimiento de causa, entonces, yo como ingeniera, ahorita que estoy viendo el debate del aeropuerto, pues veo que en twitter cualquier pendejo habla del aeropuerto sin saber de qué se trata… ahí el 70 por ciento es inversión privada, el 30 por ciento es inversión pública.

+++

A casi treinta años del derrumbe del Muro de Berlín, símbolo ominoso de la división europea y de la “guerra fría” que tanto daño le hizo al mundo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró el inicio de la construcción de otro “muro” en la frontera con México.

“Gran reunión esta tarde sobre el comienzo de nuestro MURO en la frontera sur”, redactó Trump en su cuenta de Twitter, el instrumento de comunicación que se ha convertido en su principal arma propagandística.

Si sólo fuera un desplante demagógico, la expresión de Trump sólo revelaría el retroceso histórico que representa el triunfo de una corriente racista, xenófoba y anti migratoria en la conducción política de la nación norteamericana, construida por migrantes y con una fuerte presencia de los mexicanos, reconocidos ya en todos los ámbitos de la cultura y la economía de Estados Unidos.