Delegado en Tlahuac es quien ensucia a AMLO

Jennifer Aniston se casará en ceremonia privada
Por:

Es clásico de las huidas hacia adelante de AMLO: ayer dijo que los vínculos con el narcotráfico señalados a su delegado en Tláhuac son parte de la guerra sucia que le hace a él la “mafia del poder”. ¿Sí? Pues su defendido tiene en la nómina de la delegación a la hermana de la sucesora de El Ojos.

Más bien quien está ensuciando a AMLO, como antes lo ensució el narco Abarca, es el delegado Rigoberto Salgado, pues desde el tercer mes que asumió el cargo incluyó en su lista de funcionarios a la hermana de quien la PGJ de la CDMX ubica como sustituta del capo abatido por la Marina.

Hasta ayer a las tres de la madrugada en la página web oficial de la delegación Tláhuac aparecía el nombre de Griselda Cortés Gutiérrez, ocupando la plaza de “Administrativo Especializado L” y dada de alta en el ISSSTE el 1 de enero de 2016.

La dirección de esta persona que trabaja con el hombre de AMLO en Tláhuac es la misma que dio Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, en la Secretaría de Relaciones Exteriores, cuando fue a renovar su pasaporte, rastro que permitió al área de Inteligencia de la Marina seguirle la pista al capo.

En la solicitud, El Ojos escribió la dirección y el número telefónico de Nancy Cortés Gutiérrez, hermana de la empleada del delegado de Morena. Nancy es señalada por los servicios de Inteligencia como quien tomó el control de los narcomenudistas en Tláhuac tras la muerte del capo.

La hermana de la empleada del delegado de Morena también figura en el informe de la Secretaría de Marina sobre los cómplices de El Ojos que continúan operando al frente de la estructura criminal que dejó el capo, con su fotografía y nombre, junto con cuatro hombres que tienen órdenes de aprehensión.

En realidad, el manejo de AMLO en el caso de su delegado en Tláhuac ha sido confuso, algo usual en él al expresarse sobre el narcotráfico, como el 9 de febrero pasado, cuando consideró que hubo “menores de edad masacrados” en el operativo contra líderes del cártel de los Beltrán Leyva y otros sicarios, abatidos en Nayarit.

“No se puede quedar callado en torno a la balacera de la Marina que masacró a jóvenes, algunos menores de edad; ajusticiaron a cerca de 10 personas, a seres humanos”, fijó. Y el 17 de mayo dijo que, al eliminar a huachicoleros en Puebla, los militares mexicanos “aniquilan a sus hermanos”.

Ahora asegura que la “mafia del poder” embarra al delegado de su partido en Tláhuac, quien dio empleo a la mujer que vive en el mismo domicilio que reportó El Ojos en su solicitud de pasaporte.

Típico de AMLO:

Perder la oportunidad de quedarse callado.

Twitter: @ruben_cortes