Demasiado por un peso

Juve elimina de Champions a Porto de mexicanos
Por:
  • larazon

Aceptando que la alianza PAN-PRD gane alguna de las 12 gubernaturas en las elecciones de julio ¿valdrá eso la pena para ambos partidos a cambio de la identidad y del prestigio que van perdiendo día con día? No.

Hagamos un ejercicio que lo demuestra, revisando noticias publicadas sobre el tema en los últimos tres días:

Lunes 15.– La secretaria general del PRD, Hortensia Aragón, anunció el respaldo de su partido como candidato en Puebla al panista Rafael Moreno Valle, ex priista y miembro del grupo político de Elba Esther Gordillo.

Lunes 15.– Diego Fernández de Cevallos, ex candidato presidencial panista, dijo en entrevista con Ana Paula Ordorica y Pablo Hiriart en el programa Frente al País, de Imagen, que “no hay motivos para aliarse al PRD, que tiene conductas diferentes al PAN, como negar e injuriar al presidente Felipe Calderón”.

Lunes 15.– El líder del PAN, César Nava; el presidente del PRD, Jesús Ortega; y Manuel Camacho Solís, coordinador del DIA, iniciaron negociaciones con el senador priista Mario López Valdez, Malova, para postularlo como candidato en Sinaloa.

Martes 16.– Según el convenio del PRD para aceptar la alianza con el PAN en Puebla, el partido del sol azteca aceptó apoyar al panista Moreno Valle y al grupo ultraconservador El Yunque a cambio de 40 alcaldías y 10 diputaciones.

Martes 16.– Los gobiernos panistas de Sonora, Jalisco, Tlaxcala y Guanajuato presentaron ante la Suprema Corte controversias constitucionales contra las bodas entre personas del mismo sexo aprobadas por el PRD en la ALDF.

Martes 16.– El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados e impulsor de la alianza, Alejandro Encinas, organiza la recolección de 16 millones de firmas para revocar el mandato del presidente Calderón.

Miércoles 17.– Roberto Gil, vicecoordinador del PAN en la Cámara, justificó la idea de Encinas de destituir a Calderón porque es “independiente de las alianzas electorales que se concretan con el PAN en diversos estados”.

Miércoles 17.– Como parte de su oferta de campaña y compromisos con el PAN en Oaxaca, el PRD pidió a la Iglesia participar en el diseño de las políticas públicas para que sea “corresponsable” de las estructuras de gobierno, educativas y de asistencia social en el estado.

Miércoles 17.– Jesús Ortega se mostró en contra del candidato de su propio partido a la gubernatura de Hidalgo, José Guadarrama, con tal de apoyar a la candidata panista Xóchitl Gálvez: “Él firmó el acuerdo para que el abanderado de la alianza se designe por encuesta, que no mienta”.

La verdad es que para quitarse todo este sinsentido de encima, la alianza tendrá que llevarse carro completo en las 12 elecciones.

De lo contrario, será como nadar y nadar para, al final, ahogarse en la orilla.

ruben.cortes@3.80.3.65

agp