Dígame qué pide y le diré quién es

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • Carlos Urdiales

Si usted lector pide que el candidato al gobierno del Estado de México por el PAN sea, Ulises Ramírez, y que por el PRD se postule ad infinitum Alejandro Encinas; entonces, usted es un alto dirigente priista, quizá se trate de la mismísima secretaria de Educación mexiquense, Ana Lilia Herrera o del diputado Alfredo del Mazo o quizá de Carlos Iriarte, general tricolor de Eruviel Ávila. Poca cosa desea más hoy un priista que no haya alianza opositora para que la disputa sea una batalla de minúsculos y variados frentes.

Si es meticuloso y todo lo planea y quiere que la elección del Estado de México la gane el PRI con quien sea, que la volatilidad financiera con Trump ya viviendo en la Casa Blanca, no eche por tierra la estabilidad y dispare los precios para hacer viable la candidatura de José Antonio Meade y que cuando Agustín Carstens acabe de irse a Suiza, la Junta de Gobierno del Banco Central lo nombre Gobernador de la entidad; usted es Luis Videgaray.

Si lo pide es unión y paz entre sus amigos, afines, antiguos empleados, en su matrimonio y que quienes lo han relegado en la toma de decisiones en su partido para apañarse spots y candidatura, que el poblano Moreno Valle se contente con una alianza tácita entre su panismo y priismo de Videgaray, usted no puede ser más que Felipe Calderón.

Ahora, que si lo que usted imagina es que los precios liberados de combustibles, la inflación inevitable, los recortes de inversión y gasto del gobierno Federal impacten en el ánimo social, que los beneficios de las reformas estructurales sigan sin ser vistos por la mayoría, que su mesura haga olvidar viejos desatinos y molestias ocasionadas en el pasado, que dentro del PRI los anti peñistas aparezcan, que en el PAN nadie ceda el paso a nadie entonces, usted es AMLO.

 Dennis Stevens. Mientras México despide desde Cancún a los países miembros de la ONU que unen esfuerzos para frentar el cambio climático global, en la Ciudad de México un extranjero, Dennis Stevens, torpedea el proyecto ambiental del gobierno capitalino más importante para rescatar del deterioro y abandono documentado detalladamente por La Razón, la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec.

El proyecto para devolverles a los habitantes de la urbe este pulmón convertido en basurero, fue suspendido por un juez, producto de las presiones e influencias de Dennis Stevens, un polémico restaurantero que opera en la ilegalidad desde hace años (Mythos en Polanco), que se ostenta como líder de la Asociación de Colonos de las Lomas de Chapultepec y Virreyes.

El Comité Ciudadano de Lomas de Chapultepec, coordinado por Verónica Belaunzarán, busca hacer del Bosque un lugar que beneficie a la gente y están decididos a dar la batalla contra esos intereses ajenos a los de nuestra ciudad. Pendientes.

urdiales@prodigy.net.mx

Twitter: @CarlosUrdiales