Martes 24.11.2020 - 05:42

Doblan a los partidos políticos

Diálogo de legisladores con la cúpula empresarial
Por:

La tragedia y la presión de los ciudadanos por fin obligó a los partidos políticos a renunciar a una parte de sus gastos electorales para destinar recursos que reciben a la ayuda de los damnificados de Oaxaca, Chiapas, Morelos, Puebla y la Ciudad de México.

Cuando menos ya mostraron disposición de entregar una parte de sus millonarias prerrogativas. Solo faltará hacer los ajustes legales para llevarlo a cabo ya que las leyes prohíben destinar sus recursos para otros fines que no sean electorales. Solo falta crear un organismo independiente que no dependa de los partidos políticos, pero tampoco del gobierno.

El PRI, PAN, Verde, MC; PT y Morena ya expresaron su voluntad de hacerlo. Ojalá y no sea de dientes para afuera como dice el refrán. Si lo hicieron no fue por su gusto; fueron obligados por los ciudadanos, porque si fuera por ellos, seguramente no hubieran dado su brazo a torcer. Siempre han evadido el tema para no perder dinero que muchas veces es tirado a la basura o va a los bolsillos de los funcionarios.

Cada vez que les tocaban el tema de reducir sus prerrogativas, se hacían de oídos sordos y de la vista gorda. No querían que les quitaran ni un quinto. Con dificultades algunos legisladores se vieron obligados a aportar una parte de su jugosa dieta para destinarla a los damnificados del primer siniestro ocurrido en Oaxaca y Chiapas.

Sin embargo, después del terremoto del pasado 19 de septiembre que afectó gravemente a la Ciudad de México, Morelos y Puebla, principalmente, en las redes sociales diversas organizaciones de la llamada sociedad civil y múltiples ciudadanos pidieron al presidente Enrique Peña Nieto que hiciera algo para que les retirara a los partidos políticos los recursos que recibirían para sus próximas campañas electorales. Recabaron 500 mil firmas, lo cual fue una gran presión para doblarles las manos.

El Presidente de la República no tiene facultades para hacerlo, pues está reglamentado por la Constitución, pero si hay formas de resolver ese pequeño problema. Afortunadamente los dirigentes de los partidos políticos reaccionaron y escucharon las exigencias de los ciudadanos y sin duda por eso salieron a anunciar su disposición para ayudar.

Esperamos igual que los ciudadanos que los anuncios de los dirigentes de los partidos políticos no se conviertan en declaraciones mediáticas y que instruyan a sus diputados y senadores a legislar al respecto de manera inmediata, transparente e igualitaria.

Los dirigentes de los partidos hablan de aportar un 20 o 25 por ciento de sus prerrogativas, pero los ciudadanos piden que les retiren el 50 por ciento de sus gastos. Lo cual es casi imposible porque había otros problemas en el financiamiento, Pero por lo pronto veremos en qué aterriza el anuncio partidista. Cuando menos hoy una gran corriente social logró doblar las manos a los partidos. El PRI en forma inmediata ofreció 250 millones de pesos para canalizarlos al proyecto de apoyar a gente afectada por el sismo.

Por otra parte, el presidente del Senado, el panista Ernesto Cordero, junto con su grupo en la cámara alta, propondrán la aprobación de un decreto que obligue al INE a retener el 50% de los 6 mil 702 millones de pesos destinados a las campañas de 2018 de los 9 partidos políticos registrados, a fin de que sean destinados a los damnificados de los terremotos ocurridos en este septiembre. ¿Pero no será que estén blofeando?