Dolar fuerte, en maximos de 8 anos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Irasema Andrés Dagnini

La demanda de dólares crece ante la cercanía de la normalización de la política monetaria estadounidense. El crecimiento en la venta de casas y el repunte inesperado de la inflación del mes pasado en Estados Unidos fundamenta la expectativa de que los réditos suban en este año.

Una firme demanda de dólares presiona la paridad del resto de las divisas alrededor del mundo. Para el peso implicó ayer una depreciación de 0.49% o 7.50 centavos frente al dólar, en una cotización spot de 15.3280 unidades.

El mercado de divisas global mostró el mismo tono comprador de dólares por cobertura, anticipando un incremento en las tasas de interés de Estados Unidos en este año, considerando las declaraciones de Janet Yellen, presidente del banco central estadounidense (Fed), de la semana pasada, de la alta posibilidad de subirlas antes de que finalice 2015.

La demanda de dólares también fue especulativa ante la crítica situación financiera de Grecia, de vulnerabilidad a una cesación de pagos en la próxima semana, y las declaraciones de diversos funcionarios públicos que aseguran no contar con los 300 millones de euros que debe pagar Atenas al Fondo Monetario Internacional en junio.

Mientras, el índice del dólar subía 1.15% frente a una cesta de monedas y alcanzaba su nivel más fuerte en casi ocho años contra el yen japonés, el peso mexicano reportaba su séptima sesión consecutiva a la baja, pese a la participación del Banco de México, que subastó 74 millones de dólares sin precio mínimo, con objeto de dotar de liquidez y frenar la volatilidad del mercado de divisas.

 La apreciación del dólar también provocó una baja en los precios del petróleo, lo cual genera presión adicional al mercado por el impacto sobre los ingresos petroleros. Al cierre de operaciones la mezcla mexicana de exportación reportó un descenso de 1.73 dólares a 55.39 dólares por barril.

La presión externa es muy alta, el incumplimiento de Grecia a sus obligaciones puede generar una nueva crisis de liquidez que no favorece en nada al flujo circular financiero y provocaría un alza en tasas, por lo cual podrá ser más riesgo para el mundo que Grecia deje de pagar, a que la Fed normalice su política monetaria, porque el hecho está muy descontado.

Como lo comenté días atrás, esperaría ver más variaciones negativas en el mercado local, cuando suban las tasas de interés, pero de poca duración y después iniciar un periodo de correcciones.

Una buena noticia para la economía mexicana es la caída en las existencias de crudo en Estados Unidos y una menor producción de Canadá, porque deberá reflejarse en un incremento de los precios del petróleo en el tercer trimestre del año.

irasema.andres@3.80.3.65

Twitter: @IrasemaAndres