Jueves 9.07.2020 - 06:31

Ejecutan a capo y a reportero

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Francisco Cárdenas Cruz

Minutos antes de cesar fulminantemente a dos de sus periodistas que salvaron la vida en el ataque de un comando armado en un bar de Orizaba que ejecutó a seis personas, entre ellas a un jefe de plaza del cártel de Los Zetas y al ex corresponsal de Televisa en esa ciudad, el director del diario El Buen Tono, de Córdoba, José Abella, preguntó indignado: “¿Qué hacían mis reporteros en la mesa de un capo?”

Al mismo tiempo dejó en claro que ese hecho —que en opinión de algunos “le da cierta razón” al gobernador priista Javier Duarte, cuando en un desayuno en Poza Rica, el Día de la Libertad de Prensa, los instó a portarse bien— “no fue un ataque contra el periodismo veracruzano, sino un ataque de un grupo delincuencial contra otro grupo delincuencial”.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Ese arresto en Miami de Martín Díaz Álvarez, el segundo de Amado Yáñez en Oceanografía, tras vencérsele la visa para permanecer en Estados Unidos, revivirá el escándalo de corrupción en esa empresa que aflorara hace meses y de paso involucrará a apellidos conocidos de ex funcionarios priistas.

Al sobrino del ex secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz; yerno de Dionisio Pérez-Jácome, ex subsecretario de Gobernación y cuñado de Dionisio Pérez Jácome Friscione, ex secretario de Comunicaciones y Transportes y actual representante de México ante la OCDE en París, se le acusa de un fraude a Banamex por más de cinco mil millones de pesos.

Además, como presidente que era de Caja Libertad, se le imputa haber violado la Ley de Instituciones de Crédito en una modalidad grave que no admite fianza, por lo que de ser trasladado al país permanecerá en prisión durante el proceso.

Cuando se conoció el fraude de Oceanografía a Banamex con la presentación de facturas falsas de Pemex y Yáñez fue aprehendido, éste responsabilizó del ilícito a Díaz Álvarez, quien logró huir del país para refugiarse en Miami, en donde vivió tranquilamente hasta que se le venció la visa y fue detenido.

A menos de un mes de que el gobernador priista de Hidalgo, José Francisco Olvera Ruiz, rinda su último informe, por modificación constitucional para ajustar la fecha a las elecciones de 2018, habrá entregado más de 20 mil obras que no son de relumbrón pero sí necesarias para llevar todos los servicios y comunicación a los 84 municipios de esa entidad.

Al final de su gestión, con el respaldo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Olvera Ruiz dejará las actuales carreteras y otras en proceso de construcción que conectarán a su estado con los de Puebla, Querétaro y Veracruz, lo que convertirá a Hidalgo en el centro industrial del país.

fcardenas@pulsopolitico.com.mx

Twitter: @MXPulsoPolitico