El AICM: la sombra de Sanchez Ugarte

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Mauricio Flores

La investigación de oficio que los sabuesos de Alejandra Palacios, presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica, realiza sobre la asignación de posiciones-itinerario en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, con todas buenas y lúcidas, podría derivar en un tropiezo monumental como cuando Fernando Sánchez Ugarte negó la fusión de Aeroméxico y Mexicana.

El que fuera el presidente de la extinta Cofeco hasta 2004 rechazó la fusión de ambas aerolíneas argumentando que una alta concentración en un mercado con barreras de entrada redundaría en una pérdida de bienestar de los consumidores por la manipulación de tarifas. Pero, con la quiebra de Mexicana, en manos de Gastón Azcárraga, se llegó a una situación similar a la de una fusión… sólo que con una gran destrucción de capital y dolor de trabajadores desempleados. Y el argumento lógico del regulador antimonopólico no sirvió para elevar la porción de mexicanos que viajan en avión.

Vaya, la reciente ampliación del mercado local se logró por la incursión de empresarios fuertemente capitalizados como Miguel Alemán en Interjet, Roberto Alcántara en Viva Aerobús, Volaris a cargo de Enrique Beltranena, así como la innovación de los servicios de Aeroméxico que preside actualmente Xavier Arrigunaga. Así, la investigación de oficio que realiza hoy la Cofece (aunque hay quienes ven detrás de ello la mano de José Luis Garza) en torno a los slots podría caer en la tentación de “reinventar correctamente” un modelo que opera a nivel mundial y dejar vulnerables a las aerolíneas mexicanas cuando arranque la 5° Libertad entre México y EU en 2016.

 La guerra perdida de Guerra. Se despidió Blanca Guerra de la presidencia de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, con la sempiterna acusación a las cadenas exhibidoras, agrupadas en Canacine, que encabeza José Leonardo Martí, de que privilegian lo hollywoodense sobre la produción nacional y reclamó falta de voluntad política al gobierno de Enrique Peña para defenderla como hizo con la industria textil y del vestido.

Pero esa guerra está perdida: primero, no existe una piratería articulada desde la filmación de una película, lo que existe es piratería en la difusión; segundo, el público va a ver buenas películas, incluidas nacionales como Los Güeros, Cantinflas o Don Gato. De esa derrota, lo rescatable está en ampliar el apoyo fiscal a proyectos y generar circuitos alternativos —sustentables— de exhibición.

 Las prioridades de Chon . Si por alguna razón Chon Orihuela desbancó en las preferencias electorales a la Cocoa Calderón (además del boicot que recibió desde el mismo PAN) y está en empate con Silvano Aureoles, es por una serie de acuerdos que armó para empujar la agroindustria del limón, aguacate, frutos rojos y cárnicos, así como parques industriales en Lázaro Cárdenas, pues sin empleos sólidos los jóvenes en Michoacán podrán ser reclutados fácilmente por las pandillas del crimen organizado. Así de simple.

mflores37@yahoo.es

Twitter: @mfloresarellano