Miércoles 30.09.2020 - 16:38

El contrato de Tamaulipas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Luego de varios meses de negociación, por fin los gobiernos de Tamaulipas y el federal firmaron un convenio mediante el cual la Secretaría de la Defensa Nacional (SDN) incorporará 500 elementos castrenses en apoyo de la policía estatal.

Se trata de la primera parte de una estrategia diseñada por la administración de Egidio Torre Cantú y respaldada por el gobierno federal.

El salario de los 500 militares será pagado por el gobierno del estado; su presencia en Tamaulipas, prevista por un año en el convenio firmado ayer, puede extenderse de acuerdo con las necesidades y en tanto las policías estatales se profesionalizan.

Además del arribo de estos militares —originalmente se habían planteado 2,500—, el gobierno del estado construirá tres nuevas zonas militares —en terrenos donados por el propio estado—, en los municipios más conflictivos, uno de ellos San Fernando, entre las que se distribuirán precisamente los 500 nuevos elementos.

El esquema recibió el visto bueno de las secretarías de la Defensa Nacional, Seguridad Pública, la de Marina y la de Gobernación, esta última responsable de hacer los amarres intersecretariales.

Ojalá pronto se vean los resultados, por el bien de los tamaulipecos.

 Pues finalmente el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM) Salvador Beltrán del Río, metió la escoba y el sacudidor para limpiar la imagen del organismo.

Ayer anunció la sustitución de siete delegados regionales, todos de la llamada “ruta del migrante” —Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Oaxaca, Estado de México, San Luis Potosí y Quintana Roo—, para tratar de evitar, en la medida de lo posible, más actos de corrupción en perjuicio de quienes buscan llegar a Estados Unidos atravesando el territorio nacional.

Por cierto, una ONG cuestionó que no se haya sustituido a la delegada en Chiapas, pero no se hizo porque María de las Mercedes Gómez Mont recién asumió el cargo, el pasado 11 de marzo.

Los cambios anunciados por Beltrán del Río partieron de un diagnóstico integral del problema. Ahora falta saber si los delegados sustituidos —que no despedidos—, tienen o no responsabilidad administrativa o penal en los casos de abusos contra migrantes.

 El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, podría haber sido el primer político de peso que se decanta a favor de un precandidato panista a la Presidencia de la República.

El sinaloense recibió al secretario de Educación, Alonso Lujambio, quien colocó la primera piedra de lo que serán dos institutos tecnológicos.

Allí, Malova pidió ver un futuro mejor para Sinaloa “porque así lo estaremos construyendo para México.

“Sé que ése es un sueño; yo comparto su sueño y si puedo ayudarle para que su sueño se haga realidad, también puede contar usted conmigo, como Sinaloa y mi gobierno contó con usted para hacer realidad este tecnológico”, dijo.

¿O sea que el gobernador de Sinaloa está dispuesto a ayudar a Lujambio a “cumplir su sueño”, que ya sabes cuál es?

Nomás es pregunta.

engranev@yahoo.com.mx

Twitter: @adriantrejo