El crucero que llegó a La Habana

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • gerardo_garcia

Es que pues todo lo que ahí sucede resulta histórico. Más allá de su significado real, el hecho en sí mismo es un acontecimiento. La primera vez que sucede. Tras décadas de no, de pronto ahora sí. Lo cierto es que más allá de las implicaciones políticas y sociales derivadas de la nueva relación entre Cuba y Estados Unidos de Norteamérica, lo más constatable es la apertura de un mercado turístico que amplia la competencia en el Caribe.

Es que leo la nota que publica el periódico El País y encuentro en ella eso que se deriva de la exclamación: El Adonia ya está en La Habana. El primer crucero que conecta Estados Unidos y Cuba en más de medio siglo ha llegado esta mañana sobre las 9.00 al puerto de la capital de la isla en medio de una enorme expectación. Un grupo de personas dio la bienvenida a los pasajeros que viajan a bordo del barco desde el Malecón.

…El histórico viaje supone la cristalización de meses de negociación, en los que Carnival consiguió ser la empresa elegida para operar de nuevo entre los dos países vecinos. Se trata además de uno de los avances más nítidos en el complicado camino para una normalización plena de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Hasta ahí la cita sobre la llegada ayer del crucero de esa empresa a la isla. Solo habrá que especificar que el Adonia, con seiscientos pasajeros, hará una ruta que incluye dos días en La Habana, de donde partirá a Cienfuegos y luego hasta Santiago de Cuba, desde donde retornará a Miami el próximo domingo. Esta frecuencia se planea repetir cada dos semanas.

Cozumel es el principal puerto de cruceros turísticos en el mundo. El año pasado tres millones trescientos noventa y seis mil cruceristas arribaron a la Península del Caribe Mexicano. Más de nueve mil pasajeros diarios los 365 días del año. En efecto, es el resultado de distintos factores: la belleza natural, un producto competitivo, servicios, la cultura mexicana; pero también es derivado de un hecho natural. Hasta antes de la apertura a los cruceros del puerto de La Habana ayer, Cozumel era el primer puerto en distancia de los cruceros que parten de la Florida hacia las rutas del Caribe. Y eso le significa a las empresas de cruceros una ventaja competitiva en tanto sus costos se reducen en la medida que sus barcos se encuentran en puertos.

Cuba no es en efecto hoy una competencia; pero puede serlo en la medida que fortalezca su oferta, mejore su producto turístico y haya cambios profundos en su sociedad. Pero no puede dejarse de ver ese hecho: es ahora el primer puerto en distancia para los barcos que parten sea de Miami o de Fort Lauderdale. Y ello, en términos de la competitividad de la industria de cruceros, puede convertirse en un factor de fuerte competencia para Cozumel. Como nunca antes, se requiere de fortalecer el producto y la oferta de servicios y experiencias.

 Cuentos del cambio

1.- Le he contado en este espacio de la competencia electoral en Quintana Roo, el estado líder en la industria. Pues llama la atención en estos días la manera en que uno de los candidatos a la gubernatura, el ex secretario de Turismo, Carlos Joaquín, que contiende por la alianza entre el PAN y PRD, se mueve en vuelos privados. El costo de éstos, de los que se han documentado, supera una cuarta parte de los topes de campaña existentes.

ggarcia@elperiodico.com.mx

Twitter: @gergarcia68