El cuestionario de El Chapo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • bibiana_belsasso

El viernes pasado el gobierno de México concedió la extradición de Joaquín El Chapo Guzmán a Estados Unidos para que sea procesado ante una Corte Federal de Distrito de Texas, por los delitos de asociación delictuosa, contra la salud, delincuencia organizada, posesión de armas, homicidio y lavado de dinero, y ante una Corte de Distrito del sur de California, por el cargo de asociación por importar y poseer con la intención de distribuir cocaína.

El mismo día que la Secretaría de Relaciones Exteriores dio a conocer esta información, El Chapo fue notificado.

En un comunicado de prensa la cancillería explicó que se aceptó el traslado en virtud de que las solicitudes presentadas por el gobierno estadounidense cumplen con todos los requisitos del tratado firmado entre México y la Unión Americana.

Y es que existen acuerdos entre México y Estados Unidos, suscritos desde 1978, aunque las primeras extradiciones se produjeron en 1995.

Una sentencia de la Suprema Corte de Justicia mexicana de noviembre del 2005, al declarar constitucional la cadena perpetua, abrió la vía al envío de narcotraficantes a Estados Unidos sin tener que pedir a este país el compromiso de no aplicarles dicha pena, ya que el mismo organismo, en 2001, habría establecido prohibiciones para extraditar a ciudadanos mexicanos a naciones en donde se les pudiera otorgar esa sentencia.

Son muchas las preguntas que nos hacemos en torno a este caso:

¿Debería México mantener a El Chapo Guzmán en una de nuestras cárceles?

Podría ser, pero es un problema de seguridad nacional y después de dos

fugas; aunque ahora la situación esté mucho más controlada no tiene sentido mantenerlo aquí.

¿Se extraditará a El Chapo Guzmán?

Sin duda.

¿Cuándo?

Lo más rápido posible, probablemente antes de fin de año. La defensa del narcotraficante ha dicho que se va a amparar ante esta situación, pero también lo hace como tecnicismo legal para ganar tiempo y negociar con las autoridades norteamericanas.

¿Es de alguna utilidad en información e inteligencia mantener a El Chapo en México? ¿Es útil para Estados Unidos El Chapo en cuanto a información e inteligencia?

Para México ya no es de utilidad, lo que se podría saber ya se sabe. El Chapo ya no es ni tampoco lo fue durante el tiempo que estuvo fugado. Tanto es así que en los meses prófugo no sostuvo reuniones con El Mayo Zambada ni otros líderes del Cártel de Sinaloa.

Para Estados Unidos sí es útil si tiene interés en conocer sus redes y socios en esa nación.

¿Se le aplicará la pena de muerte?

El gobierno estadounidense proporcionó las garantías suficientes de que no aplicará la pena de muerte al señor Guzmán Loera en caso de ser extraditado y juzgado en su territorio, condición necesaria para que la entrega de El Chapo pudiera ser autorizada.

México no acepta la pena de muerte y legalmente no se puede extraditar a nadie si le van a imponer esa pena. Por eso se había dicho que El Chapo no sería mandado a Texas. Fue importante antes de que México admitiera la extradición que ese tema quedara garantizado.

¿Se le dará una condena más suave que en México?

Es posible, ahí están los casos de los hermanos Arellano Félix, de El Güero Palma y de Osiel Cárdenas, entre otros. En Estados Unidos, por lo visto en la mayoría de los casos recientes, si un narcotraficante se declara culpable y colabora con información las penas se reducen considerablemente.

Además hay estudios de que los jurados en aquella nación no son tan duros con los temas de narcotráfico, como sí son en casos de homicidios.

Con esta última resolución de la cancillería lo que nos queda claro es que el proceso de extradición de Guzmán Loera es inminente y que le queda poco tiempo en México.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso