Viernes 14.08.2020 - 09:22

El descaro de Marcelo Ebrard

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Bibiana Belsasso

Los pasos que Marcelo Ebrard ha dado en los últimos meses para evitar ir a a juicio parecen no ser tan certeros. El ex Jefe de Gobierno tiene varias cuentas pendientes con la justicia, y con la sociedad, que aún no ha esclarecido.

La más contundente es el fracaso de la Línea 12 del Metro, en cuya construcción se invirtieron millones de dólares de recursos públicos: se hicieron las vías para un tipo de trenes y después se arrendaron otros, que no coincidían con los rieles, a un precio muy superior al de su cotización real en el mercado y mediante un contrato en el que se consideró un tipo de cambio de 16 pesos por dólar cuando en ese momento se encontraba a poco más de 12.

Hoy también se sabe que las empresas alemanas que certificaron estos trenes recibieron sobornos importantes para que avalaran su puesta en marcha.

Otro asunto pendiente es el relacionado con los permisos que durante su gestión se concedieron a la empresa Wal-Mart, de la que su hermano Eugenio era directivo: se abrieron 23 tiendas y fue éste quien consiguió los permisos de apertura.

El diario estadounidense The New York Times documentó que la cadena de tiendas de autoservicio pagó 24 millones de dólares en sobornos para expandirse en México.

Después de que esta información saliera a la luz pública, el diario francés Le Monde reveló que Eugenio Ebrard es poseedor de una cuenta de inversión en Suiza que incrementó en un 400 por ciento sus ganancias durante su paso como directivo de Wal-Mart.

Un pendiente más se conoció después: en la última parte de su administración, el ex Jefe de Gobierno viajó en 11 ocasiones con su ahora esposa, Rosalinda Bueso, a destinos de lujo en aviones privados con cargo a la administración pública, con el argumento de que eran traslados de trabajo.

Así viajó a Las Vegas, procedente de Toluca.

Esta semana, una investigación especial del periodista Heliodoro Cárdenas dio cuenta de cómo fue adquirida la propiedad en donde actualmente reside Ebrard: durante la administración de éste, el GDF vendió un predio con valor comercial de casi 33 millones de pesos en un millón 64 mil pesos.

Adrián Michel Espino, oficial mayor de Ebrard, concretó el 11 de febrero de 2011 con el apoderado legal de Jorge Saldaña, ex dueño del inmueble, la devolución del predio, que tenía muchos adeudos.

Posteriormente, los herederos de Saldaña se lo vendieron, por 19 millones de pesos, a Enalser, una empresa de la cual el hermano de Ebrard es socio.

La investigación periodística refiere que otro hermano del ex Jefe de Gobierno, Enrique Camilo Ebrard, se asoció con una inmobiliaria en la que participan Sergio Fuentes Calderón y Ernesto Castro García, entre otros.

Fuentes Calderón es, a su vez, socio de Constructora Enalser, empresa propietaria de dicha casa, localizada en Río de Janeiro 46, colonia Roma, la cual fue remodelada: se le instalaron alberca, vapor, elevador y roof garden y sólo se conservó la fachada, catalogada por el INBA como patrimonio cultural.

Se supone que esta casa la renta Ebrard desde el 1 de agosto de 2013 en 960 mil pesos anuales (80 mil pesos mensuales), de acuerdo con el contrato de arrendamiento. La realidad es que el inmueble es de la constructora de su hermano.

Incluso el Jefe de Gobierno del DF, Miguel Mancera, ya anunció que investigará el caso y que esta misma semana se tendrá el resultado.

Con tantas cuentas que esclarecer, Ebrard buscó una candidatura a diputado plurinominal por Movimiento Ciudadano para obtener fuero. Sin embargo, ésta le fue negada por el tribunal electoral porque buscó por dos partidos al mismo tiempo colarse a la Cámara.

Tras el revés, intentó ser suplente de quien lo había reemplazado en la lista de plurinominales, quien es además su operador político, a fin de que éste renuncie y Ebrard brinque a la diputación. El caso se encuentra actualmente impugnado y pendiente de resolución.

Lo más risible de todo es que al buscar la postulación tuvo que rendir su declaración patrimonial, en la cual afirmó contar con percepciones de 150 mil pesos mensuales por conferencias y no tener coche propio.

Por lo pronto, en su defensa afirma que todo lo que está saliendo a la luz pública es una orquestación en su contra.

Pero, con todos los datos contundentes que se tienen, ¿usted cree que Ebrard es una blanca paloma?

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso