Miércoles 23.09.2020 - 08:42

El espionaje internacional

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

“En Gran Bretaña nuestros servicios secretos siguen siendo, para bien o para mal, el hogar espiritual de nuestra élite política, social e industrial” dice John Le Carré en sus recién publicadas memorias, traducidas al español con el título Volar en círculos. John Le Carré es uno de los mejores escritores de novelas de espionaje en el mundo. Anteriormente fue miembro del MI6. El Presidente Obama ha dicho “tengo un punto débil: las novelas de John Le Carré”.

La autobiografía de John Le Carré está repleta de suspenso y escenas de acción, como el día que conoció a Yasser Arafat o a Margaret Thatcher. Lo más llamativo es su reflexión sobre la necesidad ineludible para las democracias de contar con integrantes de servicios de inteligencia que hablen varios idiomas.

El tema de seguridad internacional ha sido el gran ausente en los debates electorales de Estados Unidos. Fuera del lugar común y la beligerancia retórica de Trump, o de la insistencia de Clinton en presumir su experiencia diplomática, sabemos poco de la estrategia internacional del próximo gobierno estadounidense. La coyuntura venidera no es la más favorable. Estados Unidos y Rusia acaban de distanciarse nuevamente en torno a Siria. Israel firmó recientemente un nuevo convenio de cooperación armamentista con Estados Unidos anticipando peligros en el Oriente Medio. Ucrania no ha logrado estabilizarse a plenitud y no está claro si los chinos van a cooperar con la nueva administración para desactivar el programa nuclear de Corea del Norte. Un mundo lleno de amenazas potenciales.

En Inglaterra los servicios de inteligencia dependen del Foreign Office, el equivalente a la Secretaría de Relaciones Exteriores. En Estados Unidos el jefe de la diplomacia, el Secretario de Estado, se reúne dos o tres veces por semana con el director de la CIA y con los titulares de Defensa y Marina. En nuestro país los servicios de espionaje han dependido históricamente de la Secretaría de Gobernación. Tal vez es llegada la hora de explorar opciones de cooperación más intensa entre las áreas de inteligencia mexicanas y la cancillería. El calentamiento global, las epidemias internacionales, el terrorismo y los delitos cibernéticos exigen una perspectiva internacional a fin de preparar escenarios de actuación para México. Nos tomó por sorpresa la candidatura de Trump. Estuvimos completamente ausentes del proceso de paz en Colombia. ¿Tenemos previstos los escenarios para cuando se colapse el comunismo en Cuba? ¿Y si llegan nuevas olas de refugiados centroamericanos por la violencia en esa región? ¿O si estalla una guerra nuclear entre Estados Unidos y Corea del Norte? ¿Qué haría México si Estados Unidos nos pidiera participar? Séneca escribió que no hay viento favorable para barco sin rumbo.

espaciolarazon3@gmail.com

Twitter:@avila_raudel