El expediente negro de Covián

El expediente negro de Covián
Por:

Desde el mismo día en que tomó posesión como presidente del Tribunal Electoral del DF, el recién destituido Miguel Covián Andrade inició el jugoso negocio de la venta de plazas.

De acuerdo con el expediente negro elaborado por el ala bejaranista del PRD, una de las primeras acciones de Covián fue nombrar a su concuño Jaime Gallegos como secretario particular. Este sujeto operó las primeras aportaciones de los nuevos trabajadores del Tribunal, que fluctuaban entre 30 y 50 por ciento de sus respectivos salarios. Esa primera fase terminó cuando, por presiones de los demás magistrados, Gallegos fue despedido, pues se trataba de un claro caso de nepotismo del presidente del TEDF.

Según la investigación bejaranista, la comisión que pagaban los trabajadores iba a parar a la cuenta 56-529171089 de Santander que el propio Covián tenía en la sucursal de San Fernando, en Tlalpan.

A la salida de Gallegos, el entonces presidente del TEDF llenó la plaza con Sabrina Vega Galeana, que laboraba en Comunicación Social, quien de los 45 mil pesos tenía que depositar 30 mil al destituido concuño de Covián.

Otra gracia del destituido magistrado fue contratar como director de Recursos Materiales a su sobrino Alfonso del Rosal Andrade, quien había sido candidato a diputado federal en Álvaro Obregón.

Además del parentesco en primer grado, el Código Electoral del DF lo hacía inelegible para el cargo; la solución fue bajarlo a subdirector de la misma área, poner a un director títere y operar desde ahí para su tío.

Pero Covián no se amilanó con la salida de su concuño, pues contrató como subdirectora

de Comunicación Social a su sobrina Claudia Ivette Gallegos del Río, hija de Jaime.

El magistrado no sólo contrataba a la familia en primer grado, sino también a la de sus amigas. Según el informe, su ex secretaria privada, de nombre Lucía —quien estudia en Italia— metió a su mamá, hermano y cuñado con apoyo de su jefe.

Pero no fue a la única amiga que ayudó; también lo hizo con Lizette González Porras, en ese tiempo coordinadora de Gestión. Colocó a su hermana Noreth como subdirectora de Relaciones Públicas.

El informe es amplio y cuenta con nombres, número de cuenta y salarios de personas que depositaban al magistrado parte de sus sueldos, y

de otros que de plano eran aviadores, como el chofer de su esposa, que vivía en Cuernavaca.

Los bejaranistas dicen que hay hasta videos porno que están en la ALDF y que servirán para invitar a Covián a que se vaya por las buenas.

El PRD supo desde 2007 que el magistrado era un raterazo, pero impidió que lo corrieran y le dio chance de seguir robando; ellos lo habían llevado al cargo. Ahora exigen su cabeza para poner ¡a otro perredista! ¿Con qué calidad moral pondrán al sustituto, sobre todo cuando los diputados perredistas son iguales o peor que Covián?

  CENTAVITOS... ¿Ahora que se fue Covián se acabó la corrupción en el TEDF? Claro que no, dicen que hay más expedientes, empezando por el del actual presidente, por si se portan mal con el partido.

jadrian02@yahoo.es

agp