El Frente de los negocios

Emociones y decisiones
Por:
  • rodolfoh-columnista

Ahora es el turno de Alejandra Barrales de contar públicamente sus dineros, después de la tremenda exhibida que le puso Mikel Arriola a su “inexplicable” riqueza. Casas, departamentos, empresas y cuentas bancarias, conforman la lista de bienes que pocos como ella pueden jactarse de tener después de una vida de trabajo.

Sorprende muchísimo, porque esta candidata de izquierda tiene la virtud de haberlos acumulado en un lapso relativamente corto; y dedicándose a ello en sus ratos libres. Además, el candidato del PRI afirma que con base en las declaraciones patrimoniales de su contrincante, simple y sencillamente no cuadran ni los pesos ni los dólares; y tampoco los bienes inmuebles que ya quisieran tener algunos profesionales de los negocios.

El abanderado tricolor fue aún más lejos, señalando que si ella hubiese ahorrado todo su dinero desde que inició su vida laboral, no podría tener la riqueza que hoy ostenta. Ahora bien, si se pone lista, bien podrá decir que su abuelito le dejó unos centenarios, porque de otra suerte ni sus ingresos ni sus gastos corresponden al tren de vida que lleva.

Supongo que la defensa inmediata será espetarle al priista la lista de gobernadores encarcelados y el tema de la estafa maestra, pero como su contrincante nada tiene que ver en eso, creo que no le alcanzará para sacudirse la necesidad de explicar su éxito en la multiplicación del dinero.

Pero si logra explicar todo adecuadamente, aunque pierda tendrá un futuro asegurado junto a cualquier potentado que desee incrementar su patrimonio, en casi tres mil por ciento en tan sólo seis años. ¡Qué Carlos Slim ni que nada! Nuestros políticos si le saben a eso y a muchas otras cosas más. De seguir así, yo la veo como la dueña de la próxima línea aérea nacional; y quizás hasta se puede dar el lujo de rescatar a Mexicana de Aviación.

La revolución democrática sí que les ha hecho justicia; y cuando no, siempre pueden acudir a ya saben quién. Lo único malo de este nuevo escándalo, es que por el momento le abre aún más la puerta del gobierno a Claudia Sheinbuam. Bajar a la candidata del Frente no garantiza que el PRI vaya a alcanzar niveles de competitividad; aunque con mucha más cola que le pisen a la de Morena, supongo será la próxima en línea para ser exhibida.

El PRI en la ciudad no tiene suficientes simpatizantes, por el contrario, gratuitamente se ha hecho de un rechazo monumental. Además no cuenta con estructura territorial, lo que le dificulta todo para ganar. Me parecía más lógico un eventual arreglo entre el segundo y el tercero, pero con esto ya mataron esa posibilidad.

No obstante, Arriola tiene la campaña más arrojada de todas, más disruptiva, retadora y propositiva. ¿Que hay cosas que no me agradan? Por supuesto, ya las he señalado hasta el cansancio, pero les está metiendo la sacudida de su vida a los rivales. Veinte años de fracasos y corruptelas deben ser una gran inspiración.